Así es el módulo de alimentos para niños en Cuba en medio de la crisis por el coronavirus

Un puñado de galletas dulces, un sorbeto y una africana integran el mencionado módulo en Santiago de Cuba.

Módulo de alimentos para niños en Santiago de Cuba. Foto © Facebook/Grechent Alfonso

Este artículo es de hace 1 año

En redes sociales se compartieron imágenes del módulo de alimentos que estaban recibiendo los niños de 0 a 13 años en Cuba ante la crisis por el coronavirus.

Imágenes de los productos se publicaron desde Santiago de Cuba y en ellas se puede divisar un puñado de galletas dulces, un sorbeto y una africana que integran el mencionado módulo.

“Mientras los gobernantes y sus familiares de este país viven su dulce vida sin salir de sus casas y comiendo lo que desean a costa del cubano de a pie nuestros hijos se tienen que conformar con lo que el gobierno Cubano nos vende, en vez de darles leche o buena proteína para contrarrestar la Covid-19”, lamenta Grechent Alfonso, integrante de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

Las “generosidades” del gobierno cubano no se han limitado a los niños, sino a los ciudadanos mayores de 65 años, al considerarse un grupo proclive a sufrir más complicaciones por la enfermedad.

En teoría, los módulos actuarían como una especie de paliativo en medio de la crisis, además de aminorar las necesidades de este sector poblacional para que no se exponga tanto a colas y aglomeraciones públicas en busca de alimentos.

Sin embargo, los productos que han recibido los adultos mayores tampoco lucen muy atractivos que digamos, a juzgar por otras imágenes que se han compartido estos días.

La colaboradora de Cibercuba, Iliana Hernández, expuso en Facebook el módulo de una persona, por un valor de 32,50, menos de un dólar y medio, una suma que a primera vista parece irrisoria, pero no tanto si se observa que los pensionados o jubilados, que generalmente incluyen a este grupo etario en el país, devengan cerca de solo 10 dólares mensuales.

“Harina de maíz, plátano fruta, una col, espaguetis y algo que parece remolacha”, describe Hernández, detallando lo que reciben de parte del gobierno las personas calificadas de “vulnerables” en la localidad de Cojímar, en La Habana del Este.

También señala que en las carnicerías vendieron un paquete de salchichas de pollo por un valor de 24 pesos cubanos, es decir, 1 dólar.

En algunas otras localidades de La Habana los productos variaban y llegaron a vender huevos, al igual que otras pastas y harinas, de acuerdo con otra publicación del realizador cubano Carlos Lechuga.

Ante una combinación de harina, fideos y salchichas, los nacidos en la isla dieron sus “sugerencias” en Twitter para elaborar distintos platillos.

“Yo tengo una! Pon todo a hervir bien, sin sal preferiblemente, cuando esté listo vas y se lo obligas a comer a Canel, R.Castro, Mariela y C. Frías. No sé si quede para el Cangrejo, Ramiro y Machado Ventura...”, menciona un usuario.

El fin de semana pasado comenzaron las ventas de módulos “alimenticios” en La Habana a mayores de 65 años, las cuales empezarían por el municipio Playa y se harían de “forma liberada controlada”.

Dicha forma significa que “los precios no son subsidiados y se anotará en la libreta de abastecimiento”, según revelaran medios oficialistas. El módulo estaría integrado por cuatro huevos, un kilogramo de harina de maíz y uno de pasta alimenticia (coditos), así como siete libras de viandas y hortalizas.

“En el caso de la proteína, no todos los municipios tendrán lo mismo, unos tendrán 4 huevos, otros tendrán 1 kilogramo de masa cárnica, mientras que otros tendrán 10 croquetas y otros 1 libra de chorizo”, explicaron las autoridades.

En su último cierre informativo, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) confirmó 30 nuevos casos de coronavirus en la isla, elevando el acumulado total a 1467 contagios. Además, 58 personas han fallecido en el país a causa del brote, mientras que 3068 se mantienen ingresadas bajo sospechas.

Organizaciones independientes recién lanzaron una campaña para pedir al Gobierno de Cuba que adoptara una serie de medidas con el propósito de evitar una catástrofe alimentaria en la Isla, en medio de la crisis global generada por el coronavirus.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba