Kramer y su hijo Cristofer en Lima, Perú Foto © Cortesía para CiberCuba

Cubano artista de la calle en Perú: “Si pierdes la voluntad, lo pierdes todo”

Patrocinado por ding

Por Gretchen Sánchez:

Perú es uno de los países latinoamericanos más golpeados por el coronavirus. En sus estadísticas oficiales declaran más de 36. 900 casos diagnosticados de COVID-19 y más de mil muertes por esta causa.

En Lima vive una familia de cubanos que ha sufrido uno de los efectos más duros de esta crisis cuando fueron expulsados del local que rentaban al no poder sostener el pago. Los echaron a la calle, aún teniendo un niño pequeño.

Kramer Moliné Cárdenas y Cecilia Raquel Morejón, fueron apoyados por un grupo de cubanos en Perú y acogidos por un matrimonio peruano, Doña Luisa y su esposo, que les dio un hogar en el que podrán cuidar de su pequeño hasta superar esta crisis sanitaria y todo vuelva a la normalidad.

CiberCuba conversó con Kramer sobre su percepción de esta crisis del coronavirus y su experiencia en esta dura etapa.

¿Cuánto hace que viven fuera de Cuba? ¿Qué los llevó a Perú?

En el 2016 salimos de Cuba para Ecuador, que en ese tiempo tenía libre visado. Queríamos buscar un futuro mejor. Allí nació nuestro hijo Cristofer.

Empezamos vendiendo periódicos, luego trabajando en un restaurante y un poco más tarde, como soy barbero, encontré empleo en una barbería. Pero la economía ecuatoriana se fue complicando y decidimos venir a Perú que hay libre mercado.

Aquí estábamos trabajando y vivíamos independientes. Yo daba clases de baile a unos peruanos, cantaba en la calle, y sé algo de albañilería. Mi esposa era cuidadora de personas mayores y empleada del hogar. Hacíamos varias cosas, hasta que llegó esta situación del COVID-19.

Se habla mucho de gente que puede perderlo todo en esta crisis, pero ¿cómo es vivirlo en realidad? ¿De dónde sacaste fuerza para enfrentar esta etapa?

Lo que me da fuerza para salir adelante son mi familia y mis hijos, ellos son mi inspiración. No se puede parar, cuando uno pierde la voluntad, lo pierde todo.

Los cubanos tenemos sangre de guerreros, venimos batallando desde que nacimos. Yo no pienso parar hasta que mis hijos tengan un futuro asegurado, un futuro mejor. Cuando llegue ese momento estaré tranquilo.

Aquí estamos luchando para ayudar a la familia en Cuba, porque en Cuba hay sus necesidades. Tenemos tres niños más allá, así que intentamos mandar cada dinerito que se puede. Ahora sabemos la crisis en la que estamos, es una crisis mundial y ahora no se puede.

¿Cómo es la cuarentena por coronavirus en Perú? ¿Es obligatoria?

Es obligatoria, a las 6 de la tarde se activa el toque de queda. Durante el día supuestamente solo puede salir uno por familia, pero eso aquí casi no se cumple. Esto se está poniendo un poco feo acá porque la ciudadanía no cumple bien la cuarentena.

Hay muchas personas necesitadas que tienen que salir cada día a conseguir qué comer para sus hijos. Para cumplir este Estado de Emergencia, tienes que tener alimentos, un poco de dinero ahorrado para cubrir gastos, pero si no lo tienes hay que salir a la calle a trabajar y conseguirla.

¿No hay en Perú leyes que protejan a los inquilinos en esta crisis? ¿Cómo pudieron echarlos a la calle, teniendo un niño, en medio de una crisis sanitaria?

Esa es la pregunta del millón. Yo pienso que echar a una familia a la calle con un niño es un genocidio, porque solamente la frialdad de la noche aquí, en Lima, te mata. Les interesó más que otra persona les pagara y nos echaron a la calle.

Antes de estar en esa casa, donde alquilábamos un cuarto, nosotros estábamos en un alquiler que pagábamos mensualmente. Ahorrábamos nuestro dinerito y pagábamos cada mes, pero tuvimos una emergencia en Cuba y enviamos nuestros ahorros para allá.

Nos alquilamos en un cuarto pagando diario, para ahorrar un tiempo y luego volvernos a alquilar independientes, pero llegó el coronavirus, la cuarentena y comenzaron los conflictos y bueno, nos echaron a la calle y nos retuvieron nuestras cosas.

Todo lo que tenemos hoy nos lo han donado cubanos y peruanos, incluyendo la señora Luisa y su esposo, que nos han acogido con todo el amor del mundo.

¿Qué ha sido lo que más te impresionó de estos días en que te viste con tu familia en una situación tan vulnerable?

Lo que más me impresiona es la cifra de muertes y contagios que crece cada día. Este virus no cree en clases sociales, ni en colores, ni en razas, ni en nada, vino a limpiar el planeta. Si te fijas hasta el medio ambiente del mundo entero ha mejorado mientras estamos confinados.

El ser humano se ha vuelto demasiado materialista y superficial. Se nos ha endurecido el corazón, pensamos solamente en la farándula, el dinero y cosas superficiales. El coronavirus ha demostrado que lo más valioso es la salud, la familia y la vida. Es una lección a todos los seres humanos.

Nosotros siempre hemos tenido altos y bajos, pero una vulnerabilidad como esta de estar en la calle jamás la habíamos experimentado. Tenemos mucha fe en Dios y en las personas, como quienes nos han acogido acá, gente que demuestra que en la humanidad hay esperanza y personas de buen corazón.

¿Cuánto crees que pueda tardar esta cuarentena? ¿En qué crees que podrías empezar a trabajar cuando termine el aislamiento?

Eso no lo puede decir nadie. Si nos sabemos comportar y mantenemos el aislamiento social terminará antes el virus. Cuando acabe quisiera meterme de lleno en una de mis pasiones, la música. Ya veremos qué pasa. Hay que pensar con mente positiva.

Pero la música es un área en la que es complicado triunfar y ganar una entrada fija. ¿Crees que aun así lo puedes lograr?

Bueno, para ese ingreso fijo está mi oficio de barbero porque hay que tener ese ingreso fijo, en eso usted tiene razón. También podré retomar las clases de bailes cubanos que imparto, pero en la música sé que tengo el talento y puedo llegar lejos. Todo depende de un mánager que lo apadrine a uno.

También tenemos planes de ahorrar para conseguir nuestra cédula ecuatoriana, porque en Ecuador nació mi hijo y eso cambiaría nuestra situación actual y nos permitiría volver a Cuba para ver a nuestros hijos que están allá. Todo empleo decente es válido para sobrevivir y salir adelante.

¿Qué crees que va a cambiar entre nosotros tras este virus?

Creo que el ser humano recuperará sensibilidad, humildad y buen juicio. Esto está haciendo que la gente se sume a ayudar a quienes más lo necesitan. Nosotros estamos eternamente agradecidos a todas las personas que nos ayudaron.

Patrocinado por ding

Archivado en:

Patrocinado por ding

Ahora más que nunca, sigue conectado a tu gente

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985