Escena de la comedia "Se Permuta", de Juan Carlos Tabío Foto © Screenshot

Otra vez la TV cubana censura una película: ahora un desnudo de la comedia "Se permuta"

Varios usuarios cubanos se quejaron en las redes sociales de la "misteriosa" desaparición de un seno al descubierto en una famosa escena de la comedia cubana Se permuta, dirigida por Juan Carlos Tabío y retransmitida anteayer por la TV cubana.

La comedia, uno de los clásicos del cine cubano, tiene una escena donde una de las protagonistas, la actriz Isabel Santos, se sube a una guagua abarrotada (una de las famosas Ikarus de la época), y en medio de la aglomeración a una de las pasajeras se le baja una prenda conocida en aquel entonces como "baja y chupa", mostrando uno de sus senos apretado contra uno de los cristales del autobús.

La escena, al parecer, fue eliminada de la reciente copia emitida, aunque Cibercuba no ha sido capaz de verificarlo directamente.

Sin embargo, son varios los usuarios que han denunciado en sus cuentas de Facebook la pudibundez de la censura oficial.

Yhovani Duarte, director de la orquesta del Gran Teatro García Lorca, se pregunta en su muro si "la teta de 'Se permuta' se bajó de la guagua". Los comentarios no se han hecho esperar. Varios usuarios recordaron que la citada escena no provocaba morbo sino hilaridad. Otros calificaron la censura de "ridícula" y criticaron que la emisión fechara incorrectamente el filme en 1974.

En el reparto de la película, estrenada realmente en 1984, coincidieron con Santos algunos de los más populares actores cubanos de la época, como Mario Balmaseda, Rosita Fornés, Mirtha Ibarra y Ramón Veloz. Se permuta cuenta la historia de una madre celestina (Rosita Fornés), empeñada en encontrar una casa en un vecindario apropiado para ella, alejar a su hija (Isabel Santos) del mecánico que la asedia y buscarle un buen partido. No escatima esfuerzos en su planificación de una cadena de permutas en la que involucra innumerables personas y viviendas, hasta dar con la mansión de sus sueños. Solo que no ha contado con las decisiones de su hija, que se rebela contra los designios maternos.

"¡Queremos la teta!", dijo otro de los comentaristas, mientras un tercero calificaba de "estúpidos y falsos moralistas" a los censores. El activista por los derechos LGBT y escritor Norge Espinosa comentó: "todos al ICRT con la teta afuera!".

El médico y activista gay Alberto Roque recordó una cita de Oscar Wilde: "Ser puritano, mojigato o predicador es malo. Ser las tres cosas a la vez me recuerda los peores excesos de la Revolución Francesa". Y luego apuntó: "Ahora la extirpación de la teta obedece a respetar la moral y las buenas costumbres. El deseo heterosexual masculino y el lésbico están de luto ¡Aleluya!"

Otro usuario que firma como Alain Darcourt Rodríguez escribió: "Me dicen que la TVC le hizo una radical de mamas a la película “Se permuta”... y me quedé preocupado pensando -a falta de otra explicación lógica- que tan alto en la estructura política del país, ha podido llegar ya el evangelismo".

En este último año, el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) ha sido criticado en varias ocasiones por censurar películas emitidas en la TV.

A finales de marzo, los amantes del séptimo arte criticaron el corte de una escena violenta de la más reciente producción de Quentin Tarantino: Érase una vez en... Hollywood, que se emitió en el canal Multivisión.

En febrero, la censura le tocó a Love, Simon, una producción de temática LGTBI y donde sus protagonistas se dan un beso. El suceso provocó que varios activistas defensores de los derechos de las minorías sexuales convocaran a una manifestación frente al edificio gubernamental de 23 y M, en La Habana.

No hubo mayores incidencias ya que la propia institución estatal ofreció entonces disculpas por lo sucedido y reprogramó la proyección de la película.

 

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985