La doctora Odalys Marrero Martínez y una fotogarafía general del IPK. Foto © Naturaleza Secreta / Infomed

Doctora que atendió los primeros casos de coronavirus en Cuba: "Me asusté un poco"

Odalys Marrero Martínez, de 57 años, fue la doctora cubana que atendió a los primeros casos de coronavirus reportados oficialmente en la isla, los cuales correspondieron a turistas italianos que fueron internados en el Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí” (IPK) de La Habana.

Marrero Martínez es especialista en primer grado en terapia intensiva y máster en infectología de enfermedades tropicales. Además, trabajó unos 20 años en el Hospital Hermanos Amejeiras y desde hace cinco labora en el IPK, revela una publicación en Facebook de la página Naturaleza Secreta de Cuba.

Según la página, Marrero trabaja allí en terapia intensiva y, desde el inicio de la crisis sanitaria en el país, como tantos otros profesionales de la salud en el mundo, no ha vuelto a visitar a algunos familiares ni amigos. Asimismo, califica al trabajo del IPK como “excelente”.

“Nosotros llevábamos más de un mes preparándonos porque sabíamos que esta enfermedad iba a llegar, de hecho, el 11 de marzo que se diagnostica el primer caso en Cuba, se declara por la Organización Mundial de la Salud a la Covid-19 como una pandemia”, explica.

“Habíamos creado un equipo de cinco especialistas y estábamos recibiendo a todos los casos sospechosos que llegaban al IPK, los que venían de países de alto riesgo eran los que nosotros dejábamos ingresados y el 10 de marzo me toca la guardia y se reciben a los cuatro italianos que venían de Lombardía, con síntomas realmente solo venía uno (tos, que era lo único que tenía), incluso todo el tiempo decía que él no tenía esa enfermedad, que era asmático y se había resfriado en el aeropuerto”, recuerda.

“Fue un poco difícil la comunicación porque todo el tiempo era en italiano, yo les pregunté si hablaban inglés para poderme entrevistar con ellos y no lo hablaban, solo su lengua materna. Me pude comunicar con la esposa, que me pidió hablara despacio y ya pude entrevistarme un poquito mejor con ellos”, dijo.

“El paciente se me pegó bastante, incluso me asusté un poco, de hecho, cuando se notificó que ese caso era positivo, llegué a mi casa (todavía no estábamos en régimen de aislamiento porque no había pacientes en Cuba, ellos fueron los primeros) y recuerdo que les dije a mi esposo e hija: no se me acerquen, me voy a mantener a distancia por este caso”, añadió.

“Para mí fue difícil porque a pesar de que yo le pedía tomara distancia, él irrespetó ese pedido, pienso que porque no me entendía. Él después evolucionó mal, estuvo asintomático hasta el día 15 que hace fiebre, no la había hecho antes y ese día empieza a tener las manifestaciones de insuficiencia respiratoria, se decide trasladarlo a terapia intensiva y allí lo recibimos. Al día siguiente tuvimos que tomar las medidas de ventilación porque el paciente progresó, evolucionó a una falla renal aguda que empeoró toda su condición y el 18 fallece estando de guardia yo”, refirió.

La especialista reconoció que la nueva enfermedad generaba estrés en el personal de salud que se exponía al riesgo de infección incluso tomando medidas para protegerse. Para Marrero, se trataba de “una situación extrema a la que nosotros no estábamos habituados, el uso de los trajes buzo, la preparación para evitar el contagio, no al ponerte el traje, sino a la hora de retirarlo, y todas las medidas que había que tomar”.

“En el IPK no ha habido ningún caso de contagio del personal de la salud”, aseguró.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba informó que, en las últimas 24 horas, se diagnosticaron solo 4 nuevos casos de coronavirus en la isla a partir de 2 536 muestras realizadas. Con estos contagios adicionales, el acumulado de personas con el virus aumentó a 2309 casos en todo el país. La cantidad de fallecidos ha sido de 85 hasta el momento.

De los 2 mil 309 pacientes diagnosticados con la enfermedad, se mantienen ingresados confirmados 151 y de ellos 150 (99,3%) presentan evolución clínica estable. Se acumulan dos evacuados y dos mil 71 pacientes recuperados (89,7%) (34 altas en el día de ayer). Se reporta, además, 1 paciente crítico; ninguno en estado grave.

Desde el jueves, casi todas las provincias de Cuba, a excepción de La Habana y Matanzas, comenzaron una etapa de desescalada anunciada por el gobierno de la isla, con el fin de retornar a la “normalidad”. De la misma forma, se espera que el turismo internacional se abrirá a partir del 1 de julio y que, con ello, el régimen vuelva a iniciar una de las actividades económicas que más ingresos le reporta.

Videos sobre el coronavirus en Cuba


Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985