Donald Trump en el muro fronterizo Foto © Twitter/ Casa Blanca

Trump dice en Arizona que el muro fronterizo frenó el coronavirus

El presidente norteamericano Donald Trump visitó este martes en San Luis, Arizona, un tramo del polémico muro que se levanta en la frontera sur con México, en un gesto que algunos medios y agencias de prensa como Reuters destacaron que perseguía el objetivo e "retomar su línea dura en inmigración", de cara a las elecciones de este año.

El mandatario firmó una placa, en medio del desierto, que marca la milla 200 (322 kilómetros) del muro fronterizo y pronunció algunas palabras a los funcionarios y aliados republicanos presentes, destacó en su versión digital The New York Times.

"Mi administración ha hecho más que cualquier otra administración en la historia para asegurar nuestra frontera sur", dijo Trump, quien agregó que ese muro es la estructura "más potente y completa en cualquier parte del mundo".

Posteriormente, el mandatario norteamericano se reunió con un grupo de ciudadanos de Phoenix, donde ofreció un discurso de 90 minutos en el que abordó diferentes temas, entre ellos su opinión sobre la eliminación de los monumentos confederados, el manejo del brote de coronavirus en China y uno de sus temas más nuevos, el votante fraude por correo.

"Esta será, en mi opinión, la elección más corrupta en la historia de nuestro país", dijo el presidente.

Trump espera ganar las elecciones en Arizona, como lo hizo en 2016, pero actualmente una parte del estado también apoya al demócrata Joe Biden, quien calificó de imprudente la visita del inquilino de la Casa Banca, ya que Arizona tiene 50mil casos confirmados y 1300 muertes relacionadas con el COVID-19.

Respecto al muro, el candidato demócrata mencionó que "en lugar de hacer el trabajo difícil y necesario para resolver la crisis de salud pública y económica que enfrenta Estados Unidos, Donald Trump sigue centrado en su costoso, ineficaz y derrochador 'muro' en nuestra frontera sur", menciono Reuters.

En su defensa, Trump acusó a Biden de ser controlado por la izquierda radical y de defender "fronteras abiertas y santuarios criminales".

En el 2016, Trump pronunció el discurso de inmigración más importante de su campaña en el Centro de Convenciones de Phoenix, donde expuso el enfoque de línea dura que adoptaría para cerrar la frontera, deportar a inmigrantes indocumentados y reducir el flujo de extranjeros que intentan llegar a Estados Unidos de manera legal.

Archivado en:

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985