Lugar donde ocurrió el incidente (i) y El pequeño Jacob, víctima de las mordeduras de un tiburón (D) Foto © Collage YouTube/screenshot

Niño de 7 años se recupera de las mordidas de un tiburón en la playa de South Miami-Dade

Un niño de 7 años se recupera de las mordidas que recibió en una pierna, ocasionadas presuntamente por un tiburón en una playa del sur de Miami-Dade, el pasado lunes.

Imágenes difundidas por WSVN muestran tres heridas en la pierna derecha del pequeño Jacob que asustaron bastante a la familia. La madre del niño cree que un pequeño tiburón toro pudo ser el responsable del incidente, debido al tipo de marcas que quedaron.

"Cuando entré en el agua, era como un animal, y me mordió", precisó el pequeño, que según el testimonio de su madre se portó muy valiente y ni lloró, pese a que luego en el hospital recibió 19 puntos de sutura.

El incidente sucedió en el Homestead Bayfront Park, donde los socorristas rápidamente le dieron atención médica al niño, que fue trasladado de inmediato a un hospital.

Tras el susto que pasaron, la madre del niño exhorta a los padres a estar muy pendientes de sus hijos, porque nunca se sabe en qué lugar puede estar el peligro.

Jacob, por su parte, ha confesado que lo más probable es que se quede en una piscina una vez que se haya curado de sus heridas.

Ataques de tiburones en Florida

El estudio anual del Registro Internacional de Ataques de Tiburones (ISAF, por sus siglas en inglés), difundido a inicios de este año, dio a conocer que Florida es el lugar del mundo donde más ataques no provocados de tiburones ocurrieron en 2019.

Pese a que en la última década estos incidentes disminuyeron, en el Estado del Sol se registraron 21 de los 64 del 2019, según precisó la base de datos del Museo de Historia Natural de la Universidad Internacional de Florida. 

Si en Florida sucedieron en 2019 un tercio de los ataques de tiburones a nivel mundial; en Estados Unidos, el estado suma la mitad de los 41 incidentes registrados. Aunque la tendencia es a la baja a nivel mundial, en 2019 Estados Unidos registró un aumento en relación con 2018, cuando solo se contabilizaron 32 casos.

Según ISAF, los ataques no provocados de tiburones son "incidentes en los que se produce un ataque contra un humano en el hábitat natural del tiburón, sin provocación".

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985