Carlos Jorge Tomás Reyes Foto © Facebook / Yoannis Marquez

Encuentran cadáver de joven cubano flotando en el Río Bravo

El grupo de rescate acuático de Protección Civil de México encontró este lunes en el Río Bravo el cadáver de un joven cubano que, según el informe preliminar, se habría ahogado intentando cruzar hacia Estados Unidos.

Los rescatistas municipales respondieron a un llamado de personas que vieron el cuerpo sin vida en el río, frente al ejido Corrales, en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas.

El cuerpo fue llevado al anfiteatro de la representación social, donde se le practicará la autopsia de ley para confirmar si se ahogó en el río o si murió por otra causa. La Unidad Regional de Servicios Periciales y oficiales de la Policía están realizando investigaciones en el lugar.

La víctima vestía pantalones de mezclilla, pulover negro y zapatos color café, según informó la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas. Por la documentación encontrada en su ropa, se pudo conocer su nacionalidad, aunque la identidad no ha sido revelada públicamente por las autoridades mexicanas. 

No obstante, se confirmó que se trata del joven de 23 años Carlos Jorge Tomás Reyes, a quien su familia había reportado como desaparecido en Facebook desde hacía cinco días y cuya prima confirmó que el cadáver hallado en el Río Bravo era el suyo.

"Nunca serán suficiente las palabras y el agradecimiento a las miles de personas que compartieron las noticias y por sus oraciones. Mi primo ya apareció, desafortunadamente sin vida, pero ya este sufrimiento de no saber dónde estaba ha terminado", escribió en Facebook Yoannis Márquez.

Facebook / Yoannis Márquez

El 27 de junio, Márquez reportó que Carlos se encontraba desaparecido desde el día 24, según había confirmado su hermano Luis Carlos Tomás Reyes, que se encuentra en Reynosa.

Carlos Jorge y dos amigos se lanzaron al Río Bravo en horas de la madrugada del pasado miércoles 24 de junio, con la intención de llegar a suelo estadounidense. Las dos personas que iban con él desistieron por la fuerte corriente y regresaron a pocos metros de nado, pero Carlos no logró salir.

Aunque los otros jóvenes dijeron que lo habían visto batallando en el agua y las probabilidades de que se hubiera ahogado eran altas, su hermano y el resto de su familia albergaban la esperanza de que pudiera haber sido detenido por oficiales de inmigración en Estados Unidos.

"Por favor, si alguien sabe algo, necesitamos que se comuniquen con nosotros porque no sabemos si está muerto o vivo", escribió su prima junto a dos fotografías y la descripción física del joven.

Facebook / Yoannis Márquez

La noche de este domingo, Márquez pidió que todo el que pudiera compartiera la noticia para que se viralizara y llegara a las autoridades mexicanas, porque la familia no había tenido ninguna información por parte de estas.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985