El tercer y último grupo de médicos cubanos en México regresó a la isla Foto © Naturaleza Secreta/Facebook

Regresa a Cuba último grupo de médicos cubanos en México

El tercer y último grupo de médicos cubanos que prestó misión en México por el coronacirus regresó a la isla en un avión de la Fuerza Aérea de ese país.

Los primeros dos grupos de la brigada "Henry Reeve" en el país azteca habían regresado el pasado día 24.

Tras recibir el mensaje virtual de bienvenida del mandatario cubano Miguel Díaz-Canel, Miladys Orraca Castillo, jefa de la brigada en México, comentó al diario oficial Trabajadores que este fue un equipo de trabajo "muy disciplinado".

Por su parte, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores de México, agradeció a nombre del gobierno y pueblo de esa nación “el invaluable apoyo de médicos y enfermeros cubanos” que fueron a salvar vidas en los meses difíciles de lucha contra la COVID-19.

La brigada estuvo integrada por 578 especialistas, de ellos 265 médicos, 285 enfermeros, 7 licenciados en Higiene y Epidemiología y 10 ingenieros en Electromedicina.

En su estancia en México laboraron en 68 servicios de nueve hospitales, en los que atendieron a 54 mil pacientes, de ellos 43 mil 044 con COVID-19.

Medios de prensa mexicanos reportaron este mes las molestias del personal médico local, que se quejó por lo que consideraron privilegios de los cubanos.

Los médicos mexicanos dijeron que les pagan menos que a los cubanos, quienes no tienen la capacitación adecuada y gozan de privilegios de alimentación muy superiores a los de los locales.

Un total de 6. 255 792 dólares fue monto pagado por el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) y el Gobierno de la Ciudad de México por el trabajo de los médicos y enfermeros de la isla al Gobierno de La Habana.

Según la fuente consultada, el contrato —que nunca fue revelado— decía que el personal médico cubano realizaría en Ciudad de México actividades como atención directa a pacientes de Covid-19, apoyo en territorio y monitoreo epidemiológico.

La exportación de servicios médicos es una de las principales fuentes de ingreso del Gobierno cubano, que retiene al menos el 75% de lo que pagan los países de destino en concepto de salarios.

En las últimas semanas, Cuba ha enviado cientos de médicos a más de una decena de países para ayudar en la lucha contra el coronavirus, una enfermedad que ha colapsado los sistemas sanitarios de países desarrollados. Pero aunque la propaganda de la isla lo presente como una gigantesca operación de solidaridad, la realidad es que la exportación de servicios médicos no es más que un lucrativo negocio que generó más de 6.400 millones de dólares en 2018.

El gobierno norteamericano y varias ONGs internacionales han denunciado que Cuba utiliza a este personal médico como una masa de trabajo en condiciones de semiesclavitud, y les paga una ínfima parte del salario legalmente previsto por los diferentes gobiernos extranjeros.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985