Havin Bank Ltd. Foto © Havin Bank Ltd.

EE.UU. mantiene en la mirilla operaciones financieras de Cuba con bancos extranjeros

Estados Unidos mantiene bajo escrutinio sistemático las operaciones financieras del gobierno cubano con bancos extranjeros como parte de la política implementada por el presidente Donald Trump para reforzar el embargo a la isla.

"Nuestra prioridad es impedir que el régimen cubano acceda a fondos y créditos bancarios para sostener su sistema represivo y apuntalar al gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro en Venezuela", dijo a CiberCuba un funcionario gubernamental que pidió no ser identificado.

El funcionario indicó que "la actividad financiera de Cuba es seguida muy de cerca" y toda la información disponible se está actualizando para proceder de la manera más efectiva.

Este jueves, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro actualizó los datos del Havana International Bank (HIB), con sede en Londres, que figura en la lista negra de entidades impedidas de negociar con compañías de Estados Unidos por sus vínculos con Cuba. La información precisó la referencia al banco como Havin Bank Ltd e incluyó la dirección de su sucursal en La Habana.

La decisión anunciada constituye un nuevo paso de la escalada del cerco financiero y comercial contra el régimen de La Habana.

El HIB ya había sido designado en la lista de entidades sancionadas por ser una entidad financiera con 100% de capital cubano y el Banco Central de Cuba (BCC) es su accionista principal.

El Havin Bank funciona como una Sociedad de Responsabilidad Limitada bajo las leyes del Reino Unido desde 1973, y es el único banco de capital enteramente cubano fuera de la isla

Havin Bank Ltd estableció oficinas en La Habana en mayo de 1995, tras la entrada en vigor de la Ley de Inversión Extranjera, a raíz de la crisis económica conocida como "período especial".

El HIB fue creado el 3 de octubre de 1972 mediante un Certificado de Incorporación bajo la supervisión de la Autoridad de Servicios Financieros (FSA), entidad que sustituyó de las actividades que anteriormente correspondían al Banco de Inglaterra.

Sus operaciones han resultado fundamentales para consolidar internacionalmente el mercado cubano, conseguir financiamiento y realizar transacciones en una amplia variedad de servicios bancarios, sorteando las restricciones del embargo.

La información difundida en el sitio de la entidad indica que el HIB ha sabido "atraer, recibir y mantener fondos en depósitos a la vista o a plazo, en formas adecuadas y a una tasa de interés muy competitiva".

El banco realiza todo tipo de actividad bancaria internacional en una red de más de 400 filiales en todo el mundo, y ofrece servicios a sus clientes en diferentes monedas y mercados.

Esta semana también trascendieron versiones extraoficiales de las presiones del gobierno de Estados Unidos sobre el banco francés Crédit Mutuel Alliance Fédérale, con sede en París, que brinda servicios a la financiera cubana FINCIMEX para tramitar remesas a Cuba.

De acuerdo con reportes de El Nuevo Herald y de agencias de envíos a Cuba, las operaciones de remesas en dólares desde Estados Unidos a través de las compañías Cubamax y VaCuba de Miami fueron paralizadas por la negativa del banco Credit Mutuel a procesarlas.

El Departamento del Tesoro declinó comentar sobre el asunto. El banco Credit Mutuel no se ha pronunciado sobre la presunta congelación de sus operaciones con Cuba.

Una fuente en Washington dijo este jueves a CiberCuba que "la acción se corresponde con una estrategia agresiva en marcha para impedir operaciones que burlen el embargo".

El cierre de transaciones cubanas a través del Credit Mutuel podría afectar otros servicios destinados a Cuba, pues quedarían bloqueados pagos a compañías estatales cubanas como Havanatur y CubaPack, encargados de vuelos fletados y paquetería, respectivamente.

El pasado junio, la administración Trump añadió a FINCIMEX en la lista negra de entidades cubanas que tienen prohibido negociar con compañías de Estados Unidos, lo que se convierte en un serio obstáculo para el procesamiento de las remesas de Western Union a Cuba.

Las operaciones de FINCIMEX, subsidiaria de CIMEX y bajo la sombrilla del conglomerado militar GAESA, están bajo fuego en un tribunal federal de Estados Unidos luego de una demanda presentada por la corporación Exxon Mobil al amparo de la Ley Helms-Burton.

Archivado en:

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985