Casablancas: The Man Who Loved Women Foto © Cartel del documental

Lo que hay que ver. Casablancas: The Man Who Loved Women

Está en Netflix. Y es un documental francés sobre JOHN CASABLANCAS -sintomática pronunciación de un apellido, para la singular, según algunos, "mejor profesión del mundo", que llevaba este hombre- el exitoso fundador de la agencia de modelos Elite, quien descubrió, representó, o estuvo vinculado de alguna manera, con la carrera de modelos mega famosas, a finales del pasado siglo.

Contrincante serio en la "guerra de robo de modelos", durante los años ochenta, este apuesto, adinerado y triunfante empresario, generó y desarrolló la idea de la supermodelo como toda una celebridad y no solo como una percha de ropa, o vitrina.

Por sus manos pasaron nombres de la talla de Cindy Crawford, Naomi Campbell, Linda Evangelista, Gisel Bündchen, Iman, Janice Dickinson, Paulina Poriskova y el amor de su vida -aunque estuvo casado varias veces- Stephanie Seymour.

Todas engalanaron con sus inigualables bellezas las portadas de las revistas y las pasarelas del mundo de la moda.

Es interesante este material porque es contado por el mismo protagonista, que se decidió a recopilar material sobre su vida, sin saber que moriría dos años después. Lo cual se hace saber en el primer cartel que aparece en el filme.

Y como provenía de una familia muy adinerada, poseía muchísimo material de archivo, desde sus primeros años hasta los últimos tiempos que completa la totalidad del metraje.

Es la vida de un tipo victorioso, de un ganador, un mujeriego, feliz y con suerte.

Pudo muy bien llamarse LOS RICOS TAMBIÉN SE DIVIERTEN.

En realidad, me resultó un poco insulso.

Y cuando se pone más interesante, a raíz de unos escándalos que le hacen terminar con su vida profesional -tema en el que no se abunda mucho- ya casi está por terminarse. Se corta un poco abruptamente.

Es el panegírico de un vencedor.

A veces choco, un poco, con el título de estas reseñas.

Y me cuesta recomendar entre lo mucho que encuentro.

Este documental no es que HAYA que verlo.

Mas, puedo entender que hay gente para todo y de seguro existe público para ese universo, al que siento un poco lejano, incómodo y frío.

Como contrasta, bastante, con la realidad que sobrevivimos, hay quien se refugia en el escape al que invitan estos brillos, u oropeles, rutilantes, delirantes y exultantes del entretenimiento, la disipación, el relax y el olvido.

Ideal para sacarse los mocos.

Con las manos lavadas y no en presencia de niños, por supuesto.

Si no tiene nada, nada, nada que hacer y se tira desvelad@ en el sofá, con la panza hacia el techo, cansado de cambiar de opciones en el control remoto y de repente, tropieza con este documental, lo selecciona y lo ve, puede que le pase como a mí: absolutamente nada.

Ni me cambió la vida, ni me hizo mejor.

Pero, AUNQUE DE TODO NO SE PUEDE SABER, DE TODO SE HA DE APRENDER.

Y la próxima vez que lo vea, le viro la cara.

No por pesao, sino porque no me interesa.

Pruebe usted y a lo mejor le va mejor.

¡Suerte con ello!

 

Puedes seguir a CiberCuba Entretenimiento en Facebook, Instagram o Youtube.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Juan Carlos Cremata Malberti

Director de cine y guionista cubano. Se graduó en 1986 de Teatrología y Dramaturgia, en el Instituto Superior de Arte (ISA) de La Habana, posteriormente cursó estudios en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños graduándose en 1990.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba