Donald Trump durante un evento en Palm Beach, Florida (2019). Foto © Flickr / Gage Skidmore

Proponen en EE.UU. añadir presión de agua a las duchas tras queja de Trump: "Mi pelo tiene que estar perfecto"

El gobierno estadounidense propuso modificar una ley para que las duchas tengan mayor presión de agua, después de que el presidente Donald Trump se quejara de que los estándares actuales no funcionaban a su gusto personal.

La ley original data de 1992, y establece que los cabezales de ducha en EE. UU. no pueden producir más de 2.5 galones (9.5 l) de agua por minuto, independientemente de la cantidad de boquillas que tenga, pero ahora la administración se plantea cambiar esa norma.

Las decisiones del Departamento de Energía siguieron a los comentarios de Trump el mes pasado en un evento de la Casa Blanca, cuando dijo creer que el agua no sale lo suficientemente rápido de los accesorios.

“¿Entonces, ¿Qué haces? ¿Te quedas ahí más tiempo o te duchas más? Porque mi cabello, no sé ustedes, pero el mío tiene que ser perfecto”, expresó el mandatario.

En otra ocasión, el presidente aseguró que los reguladores ambientales estaban analizando los lavabos, grifos e inodoros para revisar la conservación del agua en estos dispositivos. “La gente descarga los inodoros 10 veces, 15 veces, en lugar de una vez”, declaró durante una reunión con líderes de pequeñas empresas en Washington.

La propuesta de la administración de Trump permitiría que salieran 9,4 litros de agua de cada boquilla, en lugar de todo el cabezal de la ducha. Sin embargo, algunos se han mostrado críticos ante la regulación, argumentando que ella supondría un aunmento las facturas de agua de los propietarios debido al incremento del flujo.

Otros han descrito los cambios como innecesarios y derrochadores, particularmente dadas las sequías que se han visto a lo largo de la costa oeste de Estados Unidos en los últimos años, de acuerdo con medios estadounidenses.

“Francamente, es una tontería”, dijo Andrew deLaski, director ejecutivo del Appliance Standards Awareness Project.

“El país enfrenta serios problemas. Tenemos una pandemia, una sequía grave a largo plazo en gran parte de Occidente. Tenemos el cambio climático global. Los cabezales de ducha no son uno de nuestros problemas”, explicó, refiriéndose en parte a la crisis sanitaria que tiene a más de 5.4 millones de estadounidenses infectados y ha causado más de 170 mil muertes en el país.

“Si el presidente necesita ayuda para encontrar una buena ducha, podemos indicarle algunos excelentes sitios web para consumidores que le ayudarán a identificar un buen cabezal de ducha que proporcione un baño denso y una buena ducha”, agregó.

David Friedman, vicepresidente de la organización Consumer Reports y exfuncionario del Departamento de Energía, ha asegurado que no es necesario cambiar la ley actual porque está demostrado que las alcachofas de ducha actuales “logran altos niveles de satisfacción en el consumidor” y le ahorran dinero a los hogares.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985