Valle de la Muerte en California Foto © Wikimedia Commons

54,4 °C en el Valle de la Muerte, en California: La temperatura más alta de la historia

Los termómetros alcanzaron el domingo los 54,4 °C en el valle de la Muerte, en California, al suroeste de Estados Unidos, la temperatura más alta de la que se tenga registros confiables en la historia mundial.

La temperatura fue reportada por las mediciones del parque nacional Death Valley, en medio de una ola de calor que experimenta toda la región, por la cual se prevé que las temperaturas sigan incrementándose en los próximos días.

El récord anterior fue de 53,8 °C, también en el Valle de la Muerte en 2013. Un siglo antes se había tenido otro registro, de 56,6 °C, en el mismo lugar, pero ha sido impugnado por algunos expertos que lo consideran erróneo.

En 1931, se reportó en Túnez otra temperatura récord para el planeta: 55 °C, sin embargo, el historiador de meteorología Christopher Burt dijo que esa lectura, así como otras registradas en África durante la era colonial, tenían “serios problemas de credibilidad”.

Los expertos estiman que la actual ola de calor, que se extiende desde Arizona (suroeste) hasta la costa de Washington (noroeste), alcance su punto máximo este lunes y el martes, aligerándose en los siguientes días.

No obstante, prevén que el calor sofocante continúe durante al menos otros 10 días. Como resultado de las elevadas temperaturas, el sábado se observó en California un tornado de fuego en el condado de Lassen, un fenómeno resultante de la combinación de calor y vientos intensos que generan vórtices con ceniza y llamas.

Tales condiciones provocaron dos días de apagones eléctricos en California, luego de que una planta de energía falló el sábado, indica un reporte de BBC.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dicen que las olas de calor han matado a más personas en promedio que cualquier otro evento climático extremo en el país. Los efectos inmediatos en el cuerpo humano incluyen calambres, deshidratación y otros padecimientos que son potencialmente fatales.

Asimismo, las olas de calor pueden exacerbar las condiciones de salud preexistentes, incluidas las enfermedades respiratorias, cardíacas y renales, según la Organización Mundial de la Salud.

Además, pueden tener un impacto severo en la agricultura, provocando que las verduras se marchiten y mueran, o facilitan la propagación de enfermedades de las plantas. También causan cancelaciones de vuelos, derretimiento del asfalto y sobrecalentamiento de los automóviles.

En 2019, el Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos (NWS, por sus siglas en inglés) emitió una alerta ante una ola de calor que afectaría dos terceras partes del país, con temperaturas superiores a los 90 °F (32.22 °C) durante un fin de semana.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985