Leonis Mesa junto a su familia y el pelotero Javier Méndez (detrás, con camiseta verde). Foto © Trabajadores / Joel García

Leonis, el niño cubano pelotero que sufrió un accidente y perdió varios dedos

Imágenes del niño cubano Leonis Mesa han circulado en redes sociales por estos meses, después de que se conociera su deseo y fuera visitado por integrantes del emblemático equipo Industriales, por el cual el pequeño siente una gran admiración.

La historia de Mesa, de 13 años, apareció envuelta en un tono de tragedia, pues en la tarde-noche del 11 de agosto del 2020, sufrió un accidente y perdió tres dedos de la mano izquierda, lo que le impediría seguir jugando con el equipo de béisbol infantil de Arroyo Naranjo camino a su sueño de convertirse en pelotero.

Según refiere un reporte del periódico oficialista Trabajadores, el niño estaba en el taller particular donde trabaja su padre Yonis, cuando una bola de hierro pesada cayó sobre su mano. “Sangre, dedos colgando, susto, gritos de su madre Yaimara, son solo las cosas que recuerdan hoy”, describe el citado medio.

Rápidamente un vecino lo montó en su carro. La madre lo interceptó y preguntó qué pasaba, a lo cual Leonis respondió mostrándole su mano. “Mamá, no llores que me pones más nervioso, no llores…”, decía intentando calmar a la mujer.

En el hospital, ella no tuvo el valor de entrar a la sala de urgencia, donde le vendaron la mano a su hijo y el doctor Luis Barranco le dijo con total claridad: “Vamos a tratar de salvarte lo más que podamos, pero los deditos que no se puedan salvar no importa, tú vas a ser fuerte”.

“Solo en un momento lo vi llorar, cuando el médico salió para prepararlo todo y llevarlo al salón de operaciones. Me dijo: Papá, discúlpame por lo que hice, ya yo no puedo hacer más nada, ya no podré jugar más pelota”, comentó el padre, quien desde muy temprano lo llevaba al béisbol, deporte en que jugó primero en las posiciones de tercera base y campo corto, y desde los 9 años pasó a la receptoría.

Al niño lo subieron al salón sobre las 10 de la noche y salió cuatro horas más tarde. Aún con la anestesia puesta, solo preguntó a su mamá cuántos dedos le habían quitado. La mano estaba vendada y solo a la mañana siguiente pudo responderse con sus propios ojos la interrogante cuando le retiraron el vendaje, cuenta el reporte de Trabajadores.

“No te preocupes, yo voy a hacer hasta lo imposible, pero tú te vas a poner de nuevo un guante de pelota”, le ha reiterado una y otra vez el ortopédico a cargo de su recuperación, que además aconsejó a la familia fomentar la comunicación y darle ánimo a Leonis, sobre todo desde su gran pasión, que es el béisbol.

El ortopédico pretende hacerle una reconstrucción en la mano para ver si se le puede estirar un poco más el dedo pulgar y al menos pueda hacer la pinza junto al meñique, de forma que le sea posible volver a usar el guante. Según la publicación oficialista, algunos aficionados en el exterior quieren financiarle una prótesis que le sirva para empuñar el bate.

Hace unos días, el equipo de Industriales recibió en su casa, el Estadio Latinoamericano, al pequeño, para que presenciara el juego de preparación del conjunto capitalino. De acuerdo con publicaciones anteriores, el niño tenía un futuro prometedor jugando con el equipo de pelota local de Arroyo Naranjo.

Su familia pidió que alguno de los integrantes de Industriales lo visitara en el hospital William Soler para levantar sus ánimos y cumplir uno de sus grandes deseos de conocer en persona a los jugadores del conjunto que idolatra, algo que no tardó en suceder.

Varios jugadores del conjunto de camiseta azul, fueron a encontrarse con él en el hospital. Entre ellos, Carlos Tabares, el receptor Frank Camilo Morejón y el legendario Javier Méndez. El niño además recibió presentes como camisetas del equipo con su nombre y el número 38 en ellas.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.