Sede de la Dirección de Inmigración y Extranjería en Camagüey, donde ocurren los interrogatorios Foto © Facebook/ La Hora de Cuba/ Henry Constantín

Interrogan a cubanos que pidieron a obispos hablar sobre la ayuda humanitaria de Miami

La Seguridad del Estado de Cuba ha emprendido una serie de interrogatorios a cubanos que a principios de mes firmaron una carta dirigida los obispos del país, en la que se les pedía un pronunciamiento acerca de la ayuda humanitaria enviada desde Miami y que el gobierno castrista se niega a entregar al pueblo.

Según denunció en sus redes sociales ‘La Hora de Cuba’, medio de noticias independiente con sede en Camagüey, el lunes pasado varios católicos de la provincia fueron sometidos a interrogatorios en las oficinas del Ministerio del Interior de la ciudad, a donde habían sido citados el día anterior.

También recibieron citaciones firmantes de la carta que residen en las diócesis de Pinar del Río y La Habana.

La misiva en cuestión, publicada por La Hora… en su página web el pasado 15 de septiembre, fue suscrita por 70 personas, todas residentes en Cuba y la mayoría jóvenes.

Su objetivo era solicitar a los líderes de la Iglesia Católica en la Isla su intervención en el tema de la ayuda humanitaria, enviada por la comunidad cubana en Miami a sus compatriotas en agosto, y que aún permanece retenida por el régimen.

“Al menos dos signatarios de la carta que pidieron no ser identificados, revelaron el haber sido citados a la sede del Departamento de Inmigración y Extranjería, una dependencia del Ministerio del Interior en el reparto Vista Hermosa de la ciudad de Camagüey, a donde comúnmente son convocadas para interrogatorios personas relacionadas con la sociedad civil”, precisó la publicación.

Todos los interrogados denunciaron que nunca les dieron ningún documento oficial de citación, ni se les explicó por qué delito habían sido convocados allí.

Asimismo, relataron que los agentes a cargo de hacerles preguntas criticaron la ayuda enviada por los exiliados y se interesaron de manera particular por Neife Rigau, una de las promotoras de la iniciativa de la carta, y cuyo nombre aparecía escrito en un papel que estaba sobre la mesa del oficial.

Casi todos los interrogatorios los realizó un agente con grados de mayor, blanco y calvo, que se identificó como Lázaro.

Hasta el lunes, se contabilizaban más de seis personas citadas en al menos cuatro provincias cubanas. Sin embargo, el martes la cifra había llegado a al menos diez católicos citados, desde jóvenes a personas mayores.

En todos los casos se les preguntó de qué forma llegó a ellos la misiva que firmaron y se les advirtió que la ayuda humanitaria está relacionada con la “contrarrevolución”. Ninguno reportó amenazas verbales.

Otros firmantes denunciaron otros actos de hostigamiento policial, como el intelectual Rafael Almanza, que recibió una llamada anónima, y Omara Ruiz Urquiola, residente en Pinar del Río, a quien una patrulla se estacionó cerca de su casa varias horas el lunes.

ANTECEDENTES DE LA AYUDA HUMANITARIA Y POR QUÉ ESTÁ RETENIDA

En mayo pasado, la Fundación para la Democracia Panamericana (FDP) de conjunto con la Alcaldía de Miami dieron a conocer la campaña ‘Solidaridad entre Hermanos’, cuyo objetivo era recoger artículos de primera necesidad para enviar a Cuba para tratar de paliar la severa crisis económica que atraviesa la Isla, evitando la intervención del gobierno.

La activista cubana Rosa María Payá, promotora de la plataforma Cuba Decide, fue una de las principales gestoras de la iniciativa online, mediante la cual se recaudaron productos como jabón, detergente, leche en polvo y comida enlatada, entre otros.

En agosto, Payá afirmó que la ayuda humanitaria enviada desde Miami ya había llegado a Cuba, la cual sería distribuida por representantes de iglesias evangélicas.

“Durante las últimas semanas, las iglesias que han estado a cargo del envío y recibimiento de la ayuda humanitaria nos han confirmado que los contenedores se encuentran en el puerto. Estas iglesias han sido notificadas por la naviera y han cumplido con todos los requerimientos establecidos y ya también han culminado todos los procesos regulares”, explicó Payá.

Sin embargo, el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) organización afín al régimen que agrupa a varias denominaciones religiosas evangélicas, tildó de “ofensa al pueblo y las iglesias” la ayuda humanitaria.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985