Alexander Raúl Pupo Casas, expulsado de la residencia de estudiantes en Las Tunas. Foto © CiberCuba

Médico expulsado de beca en Las Tunas por opinar de política responde a críticas oficialistas

El joven médico holguinero Alexander Raúl Pupo Casas, expulsado este jueves de la residencia estudiantil de la Facultad de Ciencias Médicas de Las Tunas, ha tenido que salir al paso de las críticas oficialistas.

Mientras la prensa independiente se hacía eco de la expulsión del joven neurocirujano de su beca por compartir en Facebook opiniones sobre los dirigentes del Partido Comunista, los sueldos de los profesionales de la Salud y la pobreza en Cuba, la jefa de Servicio de Neurocirugía del Hospital Provincial Ernesto Che Guevara de Las Tunas, Liset Ponce de León Noriega ponía en duda en la misma red social la profesionalidad de Pupo Casas y cuestionaba sus relaciones familiares.

Lo hizo en un post que fue denunciado por compañeros y amigos del joven neurocirujano y que más tarde fue eliminado por Facebook.

Pupo Casas asegura que la doctora Liset Ponce de León inició el pasado 7 de septiembre una "guerra ideológica" contra él y le pide, en declaraciones a CiberCuba, que se llame "a la reflexión por atacar a un hombre sólo por decir lo que piensa".

"A mí no me paga ninguna institución por decir la verdad. La verdad no se compra, la verdad se dice y ya. Yo no pertenezco a ningún partido ni organización opositora dentro o fuera del país y jamás he violado los principios éticos de la Medicina. Si tan segura está (Liset Ponce de León) de mi mal trabajo como residente o como médico, la invito a que lo demuestre, no con palabras vacías sino con hechos tangibles. Demuestre que alguna organización me paga por hablar; demuestre que tengo malas relaciones con mi padre; demuestre que no atiendo a mi niña. Demuestre toda esa bola de mentiras que sólo una persona verdaderamente inmoral utiliza para defender una idea", aseguró.

En opinión de Pupo Casas, los ataques de la jefa de Servicio de Neurocirugía del hospital de Las Tunas sólo demuestran la escasez de valores que tienen algunos militantes del Partido Comunista de Cuba. "Conozco a muchos que sí son decentes y con los cuales debatiría sin temor a ofensas o campañas difamatorias absurdas", recalcó.

"Usted no tiene la menor idea de cómo ser un líder justo pues quien juzga a un hombre por su forma de pensar sin que haya cometido delito alguno no es imparcial y no es un buen líder. Dudo que alguien la siga por devoción. Usted engendra el miedo. Usted difama y ha dejado que su postura comunista saque su verdadera cara como ser humano".

Pupo Casas afeó además a la doctora Liset Ponce de León que mintiera sobre las relaciones que él mantiene con su padre. "Mi padre y yo tenemos excelentes relaciones padre e hijo, aunque no compartamos las mismas ideas. Él sí es un hombre justo y trabajador. Yo sé que daría su vida por mí, de la misma forma que yo la daría por él. Él es la prueba de que sí se puede convivir en armonía aún con pensamientos distintos. Usted no tiene moral para hablar de mi vida personal pues eso no le incumbe y además no le veo la relevancia".

Él, por su parte, espera que ella siga manteniendo el Kia Picanto que le entregó el Estado así como todos los privilegios "que le brinda ser verduga al servicio de su partido. Jamás le he faltado el respeto ni lo haré. No porque usted no lo merezca, sino porque no me rebajo a la altura de quienes usan cualquier pretexto para desacreditar. Soy fiel a mis convicciones: mi libertad no la negocio".

Los peores temores de Alexander Raúl Pupo Casas se cumplieron el jueves. El médico holguinero de 30 años, que compartió en Internet ideas políticas contrarias "a lo injusto" y que estaba amenazado con ser expulsado de sus estudios, fue desalojado el jueves de la beca que tenía en Las Tunas. Le dieron solo una hora para recoger sus cosas y marcharse.

No le dijeron que era por los comentarios que había compartido en Facebook sino porque había habido algún error con los papeles de su beca. Él es de Holguín y vivía en la residencia estudiantil de Las Tunas por la imposibilidad de viajar diariamente 80 kilómetros desde su casa hasta el hospital donde hace la especialidad de Neurocirugía.

A Pupo Casas, de momento, sólo le han quitado la beca. Peor suerte ha tenido el joven médico José Carlos Santos Belaunzaran, de 23 años, expulsado hace 17 días de la Facultad de Ciencias Médicas Manuel Piti Fajardo, de Artemisa, donde cursaba el cuarto año de la carrera de Medicina por haber debatido en Facebook a raíz de la publicación de una foto del gobernante cubano Miguel Díaz-Canel.

A Santos Bela lo entrevistaron agentes de la Seguridad del Estado de su municipio y le insistieron en que denunciara a la persona o institución que le paga para que él opine en contra del Gobierno en Facebook. 

El joven ha negado que reciba dinero por opinar en las redes sociales, pero los agentes de la Seguridad no le creen. Ahora, ante la imposibilidad de continuar sus estudios en Cuba, planea, primero, mudarse de su municipio y luego intentar abandonar el país, en busca del futuro que le niegan por no comulgar, en su caso, con las "ideas revolucionarias", que recoge el reglamento de los estudiantes de Medicina en Cuba.

 

 

Archivado en:

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985