Imagen del Satélite del huracán Iota Foto © NOAA

El huracán Iota aumenta a categoría 4 antes de tocar tierra en Centroamérica

El huracán Iota alcanzó en la madrugada de este lunes la categoría 4 en la escala Saffir-Simpson en su avance hacia Centroamérica, donde debe tocar tierra en las próximas horas.

En su más reciente boletín, el Centro Nacional de Huracanes precisa que los vientos máximos sostenidos de Iota han aumentado a cerca de 245 km/h, con ráfagas más altas.

Según el pronóstico de trayectoria, Iota tocará tierra esta noche dentro del área de alerta de huracán, entre el noreste de Nicaragua y el este de Honduras.

A las 7 a.m. EST, el centro de Iota se localizó sobre el suroeste del Mar Caribe, a unos 35 kilómetros al noroeste de Isla De Providencia, Columbia, y a unos 235 kilómetros al sureste de Cabo “Gracias A Dios”, en la frontera entre Nicaragua y Honduras.

Se está moviendo al oeste a unos 17 km/h y se prevé que después de tocar tierra tenga un movimiento hacia el oeste-suroeste. Los vientos de fuerza de huracán se extienden hacia el exterior hasta 55 km del centro y los vientos de fuerza de tormenta tropical se extienden hasta los 240 km.

Además de Nicaragua, Honduras y Guatemala, también ha recibido aviso de lluvias Panamá, Costa Rica y el Sur de Belice.

Iota rompió un récord histórico al ser el ciclón número 31 con nombre en la actual temporada de huracanes en el Atlántico. Es, además, el huracán número 13 del 2020.

La situación en los países de América Central es dramática, pues el huracán Iota afectará la misma zona golpeada hace apenas un par de semana por el huracán Eta, que tocó tierra en Centroamérica como una tormenta de categoría 4, dejó decenas de muertos, una destrucción generalizada y cientos de miles de personas sin hogar en Nicaragua, Honduras y Guatemala.

Datos difundidos por Cruz Roja estiman que unas 2.5 millones de personas en Centroamérica, incluidas 1.7 millones en Honduras, fueron afectadas por Eta. Se espera que ese número crezca tras el inminente impacto de Iota.

El reciente impacto de Eta trae como consecuencia que las condiciones ahora sean todavía más favorables para inundaciones repentinas, pues hay lugares que no se han recuperado todavía de las inundaciones que dejó ese meteoro.

El huracán Mitch, en 1998, fue uno de los huracanes más destructivos que ha azotado hasta la fecha América Central y la segunda tormenta atlántica más letal en la historia.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985