Rocío Monasterio, líder de Vox en la Comunidad de Madrid. Foto © CiberCuba

Rocío Monasterio:"Es mejor cruzar todas las selvas que sufrir lo que se sufre en Cuba"

Rocío Monasterio, la líder de Vox en la Comunidad de Madrid, habla con CiberCuba sobre sus orígenes cubanos y lo que representa Cuba en su vida. En respuesta a un cuestionario enviado a su equipo de Gabinete, confiesa en esta entrevista que le gustaría celebrar la llegada de la democracia a la Isla junto al exilio cubano en Miami y se muestra comprensiva con los cubanos que optan por emigrar y cruzar fronteras en lugar de protestar en su país. "Es mejor cruzar todas las selvas habidas y por haber, que sufrir lo que se sufre en Cuba", señala.

CiberCuba: Usted hace gala de sus raíces cubanas, ¿qué queda de Cuba en Rocío Monasterio?

Rocío Monasterio: Queda el convencimiento de que vamos a conseguir volver aquellos que fuimos expulsados por la dictadura comunista y la defensa de la libertad, que es parte de lo que yo he aprendido gracias a mi familia. Yo creo que esas dos cosas son las que de alguna manera me llevan a poner voz a los cubanos y a no dejar de luchar por ellos todos los días.

¿Sueña con visitar la Isla en algún momento?

En cuanto me dejen porque la realidad ahora mismo es que a mí en Cuba no me quieren ver. Yo tengo la esperanza, si no soy yo, mis hijos, que puedan volver algún día y disfrutar de una isla que era maravillosa hasta que llegó el comunismo, hasta que llegó la noche. Yo creo que al final los cubanos tendrán la posibilidad de hacer caer ese muro, igual que cayó el muro de Berlín, que no les permite salir, no les permite prosperar, no les permite hablar, no les permite tener libertad, no les permite votar, no les permite nada.

¿Qué cree de cubanos como Celia Cruz que han muerto sin volver a su país?

Es lo que he visto en mi casa. Mi padre y tías mías han muerto con el dolor que provoca ser exiliado y nunca más haber podido volver. Les dieron 24 horas para salir con una pistola en la cien y si no salían, ya sabían dónde acababan, en el paredón, con el Che Guevara, en la Cabaña, donde fusilaron a muchos de sus amigos.

Yo he visto el dolor de morir lejos de tu país y el dolor de ver que siempre tenían las ilusión de volver y de darte cuenta que se han acabado tus años y no has podido volver. Siempre tienes la esperanza de haberle inculcado a tus hijos ese amor por tus raíces para que ellos hagan lo que tú no pudiste hacer, que es volver.

¿Por qué cree que el Gobierno cubano ha aguantado tanto tiempo en el poder y qué le parece que Fidel Castro haya muerto sin ser juzgado?

Fidel Castro no ha sido juzgado, pero desde luego los cubanos en el exilio haremos todo lo posible para que sea juzgado Raúl Castro y todos sus lugartenientes, los que han sido verdaderos asesinos y los que todavía tienen a miles de presos de conciencia en las cárceles cubanas. Nosotros nos vamos a encargar de llevar todos estos crímenes a La Haya y que sean juzgados y sentados en el banquillo, que es lo que tiene que ser.

Efectivamente Fidel Castro murió sin pasar por el banquillo, pero todos los cubanos saben lo que hizo; todos los cubanos saben el daño que causó a su pueblo y ésa es una mancha que la familia Castro siempre llevará y le marcará para siempre.

¿Qué siente cuando ve la escasez y las colas que se ven en Cuba?

Las colas del hambre son la consecuencia de las política totalitarias porque los totalitarios lo que quieren es ver a los individuos pendientes de una cartilla de racionamiento y pendientes del Estado de manera que si discrepan o se atreven a criticar al régimen les quitan esa cartilla que les permite comer y esa es su manera de obrar. A mí me da muchísima pena que los cubanos sigan así, sin poder ser libres porque en el momento que discrepen, al día siguiente no tienen nada que llevar a comer a sus familias. Esa es la realidad de Cuba de hace 50 años y de hoy.

El teólogo Frei Betto, asesor de la FAO, ha felicitado a Cuba porque dice que es un país sin hambre. 

Los progres crean redes que protegen a aquellos regímenes, en este caso en temas indefendibles, y son tan sumamente sectarios que son capaces de defender lo imposible.

Cualquiera que vaya a Cuba, da igual el partido qué vote, ve la evidencia: cómo está sufriendo la gente, cómo estudian para luego no tener trabajo con un sueldo decente; cómo no pueden educar a sus niños porque son educados en la propaganda del régimen; cómo se persigue y en los vecindarios tienes comisarios que no les permiten hablar. Entonces cualquiera que vaya ahí ve lo evidente. Estos progres que intentan defender lo indefendible lo único que te dice es que es una expresión más de lo sectarios que son.

¿Qué le parece que Cuba tenga un sillón en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU?

Me parece la razón perfecta para no estar en la ONU.

¿Se fía de los resultados electorales en Estados Unidos? ¿Qué opinión le merece el apoyo de los cubanoamericanos de Florida al presidente Trump?

Los resultados en Estados Unidos nos están dando varias pistas, pero una muy importante es, yo creo, una gran desconfianza por parte de la población en el sistema y eso es muy peligroso. Yo creo que tenemos que aprender de eso y desarrollar formas de hacer fiables los temas de recuentos (de votos). Es un desastre que a estas alturas sigamos pendientes de recuentos y de votaciones. También nos están dejando ver cómo los medios de comunicación se vuelcan con una versión y no permiten hablar a quienes la contradicen y eso es un escándalo.

Yo creo que aquí ha habido en algunos casos temas bastante cuestionables y yo espero que los jueces y la justicia cumplan con su deber que es mirar si las cosas se han hecho como es debido o no. Tenemos que aprender de otros países para fortalecer todas estas herramientas y asegurar a los votantes que se cumple absolutamente con todo porque si no, lo que hacemos es que se pueda llegar a cuestionar la democracia y que haya una desafección al sistema y eso es muy peligroso.

Los cubanos apoyan a Trump porque, como yo, tienen la esperanza de que alguien diga de una vez por todas lo que pasa en Cuba y Trump se atrevía a decir lo que pasaba en Cuba; se atrevía a decir que Castro era un asesino; se atrevía a tomar las medidas que a los cubanos, quizás, les empezara a llevar por una senda de libertad. Obama nos engañó. Todos los progres nos han engañado sistemáticamente con Cuba y lo que me temo es que si vienen Biden y Harris lo que van a garantizar son más años de sufrimiento y de falta de libertad a los cubanos y por eso los cubanos en Florida apoyan a Trump.

¿Cree que los cubanos, sólo por ser cubanos, merecen asilo político?

Yo creo que merecen asilo los que son perseguidos por sus ideas políticas y los cubanos, en muchos casos, son perseguidos por los comunistas por discrepar de sus ideas. Yo sí que creo que la figura del asilo en algunos casos, sí que se tiene que contemplar.

¿Qué siente cuando ve que los cubanos son capaces de cruzar la selva del Darién para llegar a EE.UU. y no salen a protestar en Cuba?

Es la muestra de cómo el régimen castrista siempre tiene un resorte para hacer daño donde más te duele. Cuando tú tienes familia en Cuba no te atreves a salir a protestar porque acto seguido, lo que te vas a encontrar es que la persona que más quieres la han metido en la cárcel o le han dado una paliza o le han quitado el piso (apartamento) que tenía que era del Estado.

Por eso no se atreven porque allí las herramientas de extorsión, de terror y de persecución de la Inteligencia cubana están muy desarrolladas. Es mejor cruzar todas las selvas habidas y por haber, sin comida y sin agua que sufrir lo que se sufre en Cuba.

¿Qué piensa de las empresas españolas que mantienen negocios con el Gobierno cubano?

Yo creo que España tiene que decidir qué es lo que defiende. Las empresas españolas, yo creo que muchas con buena intención, intentan ayudar a los cubanos, pensando que los ingresos que se hacen en Cuba llegan a los cubanos. La realidad es que de los beneficios de las empresas que hay en Cuba, el 95% va a una élite militar del régimen y hay una minoría a la que le dan unas pequeñas cantidades y lo que hacen es fomentar el neoesclavismo y hay mucha gente trabajando en los hoteles y allí los sueldos no se pagan directamente al trabajador. Se pagan a unas compañías estatales que se quedan con la mayoría de esos ingresos y al trabajador le dan nada porque a los trabajadores cubanos los tratan como esclavos. Muchas empresas españolas todavía no se han dado cuenta.

¿Cómo piensa celebrar la llegada de la democracia a Cuba?

Siempre he pensado que me gustaría celebrarlo con el exilio cubano. Cuando murió Fidel Castro, yo no me alegré de que muriera Fidel Castro, pero sí me alegré de que nos habíamos librado de un tirano y yo ese día que estaba en Madrid pues donde quería estar era en Florida con tantos cubanos que allí sí que hacen piña y allí sí que están todos unidos.

Quiero celebrarlo con el exilio cubano que tanto ha luchado por todo esto y espero poder verlo igual que vimos la caída del muro de Berlín, estoy segura de que vamos a ver la caída del muro cubano. Yo tengo toda la esperanza y desde luego yo no voy a dejar de dar voz al exilio.

¿Qué mensaje le manda a Raúl Castro y a quienes lo apoyan?

Que al final vencerá la libertad.

¿Qué papel podría jugar Rocío Monasterio en una Cuba libre?

Yo jugaré el papel que quieran los cubanos y el exilio. Desde luego yo desde España, ahora mismo, hago todo lo posible por ponerles voz. Me emociona cada vez que me escriben, que me escriben muchos en Facebook, desde sitios remotos en Cuba para dar gracias porque doy voz a cosas que ellos no pueden dar voz porque si lo hicieran estarían en la cárcel.

Yo me comprometo y siempre he estado comprometida con seguir dando voz a todo lo que les ocurre para que todo el mundo se dé cuenta de la dictadura que hay en Cuba, de la falta de libertad, de la persecución y del dolor que sufre el pueblo cubano. Y desde luego yo no lo voy a dejar y me comprometo a seguir haciéndolo, luchando por la libertad.

Si Vox llegara a gobernar en España, ¿qué relación mantendría con Cuba?

Ya sin gobernar estamos en el Parlamento Europeo, denunciando y luchando para que se establezcan mecanismos para sancionar al Gobierno cubano. No nos hace falta llegar al Gobierno. Ya lo hemos hecho y vamos a seguir haciéndolo y, desde luego, cuando Vox esté en el Gobierno no se va a tolerar esa doble vara de medir que hay con Cuba y con Venezuela. Aquí hemos visto a muchos pidiendo un cambio para Venezuela, pero en cambio se promueven las visitas del presidente del Gobierno español a Cuba o las visitas del Rey a Cuba.

Creo que España tiene unos lazos importantísimos con Cuba, que desde Vox los vamos a promocionar. A nuestros compatriotas y hermanos cubanos, les decimos que cuando Vox esté en el Gobierno les vamos a ayudar porque son nuestros hermanos y van a salir adelante. Vamos a volcarnos con eso.

Archivado en:

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985