El embajador de Cuba en España, Gustavo Machín Gómez Foto © EL PAÍS

Gustavo Machín, el embajador que no fuma ni baila ni toma ron

El pasado 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, un grupo de exiliados se manifestó ante varias embajadas y consulados de Cuba en todo el mundo, incluido el de Madrid, para protestar por la represión en la isla. Manifestaciones similares han tenido lugar en muchos lugares desde que el mes pasado una protesta del Movimiento San Isidro acabara disuelta por supuestas "razones epidemiológicas".

El diario español El País ignoró esta protesta madrileña -y tantas otras. Por eso sorprende un poco que ahora ese mismo periódico incluya en su edición dominical una extensa entrevista al embajador cubano en España, Gustavo Machín Gómez. En ella, el sonriente "Tavito" Machín presume de sus antepasados españoles y belgas, y se ocupa de aclarar que no es un cubano al uso: no le gusta el calor, no fuma puros, no le apasiona el béisbol, no baila salsa y no bebe ron.

El funcionario, que con 59 años ha dedicado 35 a la carrera diplomática, desgrana también varios datos de su rutina: asegura que su jornada de trabajo comienza a las ocho y media de la mañana "y se prolonga fácilmente hasta las nueve o más de la noche". "Suele estar plagada de reuniones con representantes de instituciones oficiales y del sector privado, además de almuerzos de trabajo", informa el periodista. 

En lo que casi parece un publi-reportaje de la gestión diplomática cubana y sus "logros" al repatriar a los varados por el COVID-19, el periodista menciona que en España residen unos 110.000 cubanos, y que nos caracterizamos por ser "muy solidarios". Yo sólo agregaría que a diferencia de "Tavito", muchos de esos cubanos sí bailamos, disfrutamos con la pelota, nos gusta el ron... y criticamos el Gobierno cubano.

En realidad, tras la máscara diplomática que Machín le vendió y que el dócil periodista de El País compró sin reparos (¡ni una sola pregunta remotamente incómoda por todo lo que está pasando ahora en Cuba!), hay uno de los tantos diplomáticos-espías del régimen cubano, especie autóctona de la cual ya hemos hablado aquí. El principal hito de la carrera de "Tavito" fue haber sido declarado persona non grata por Estados Unidos en noviembre de 2002, acusado de actividades de espionaje bajo la fachada de primer secretario en la entonces Sección de Intereses de la Habana en D.C.

Lástima que el periodista F. Javier Barroso no haya indagado un poco más en el currículum del embajador, porque le habría salido un perfil bastante más interesante que el soso funcionario que muestra su entrevista.

"Tavito" Machín no toma café ni ron, pero sí espía. Veterano oficial de la Dirección de Inteligencia, después de graduarse en el Instituto de Relaciones Internacionales comenzó a trabajar en la corporación CIMEX. Luego pasó al grupo MC, de Tony de la Guardia, a cargo de algunas operaciones comerciales en Panamá. Además, trabajó en el Departamento Z, encargado de “atender” a los extranjeros que entonces tenían negocios en Cuba.

"Tavito" Machín fue un protegido del General de Cuerpo de Ejército Abelardo Colomé “Furry” Ibarra, amigo de su padre, Ricardo Gustavo Machín Hoed de Bache, uno de los integrantes de la fracasada guerrilla de Ernesto "Che" Guevara en Bolivia. Apodado por sus compañeros de lucha como Alejandro, Machín Hoed de Bach falleció en la escaramuza boliviana de Vado del Yeso, el 31 de agosto de 1967.

Viuda una vez, la madre de "Tavito", Chiqui, se casó en segundas nupcias con el comandante Raúl Díaz-Argüelles García, que murió durante la guerra cubana en Angola, en diciembre de 1975. Tras esa segunda orfandad, tanto "Tavito" como su hermano Julio, fueron acogidos bajo el ala protectora de Furry, todopoderoso Ministro del Interior desde 1989 hasta su retiro en 2015.

En 2002, su hermano Julio, vinculado a labores de inteligencia, apareció muerto en un apartamento de la Ciudad de México. El hecho y las causas de la defunción aún no han sido esclarecidos.

En abril del 2000, este campechano embajador estuvo entre quienes dieron una golpiza a manifestantes cubanoamericanos que se encontraban frente a la sede diplomática en Washington, protestando por el caso del niño Elián González. Así lo ha identificado uno de los agredidos, el abogado cubanoamericano Mauricio Claver-Carone, que hoy es director del Banco Interamericano de Desarrollo.

Como ya he dicho, Machín Gómez fue expulsado por Estados Unidos en noviembre de 2002, en relación con el caso de la espía Ana Belén Montes. Luego fue subdirector de la DI, la División de América del Norte del MINREX (un ala del servicio de inteligencia cubano) y llegó a Director general entre 2004 y 2005.

En 2006, fue nombrado primer Embajador de Cuba en Pakistán. Luego regresó a Cuba y se hizo cargo del Centro de Prensa Internacional del MINREX, que regula las actividades de los corresponsales extranjeros en la isla, en estrecha colaboración con la Seguridad del Estado. Fue Machín el funcionario cubano que acompañó al joven político sueco Aaron Modig en la rueda de prensa en la que éste "se hizo el sueco" y dijo que iba dormido en el auto en el que viajaban los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero, muertos en extrañas circunstancias, en julio del 2012.

¿A que había muchas otras cosas que preguntarle al embajador, señor periodista de El País?

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Ernesto Hernández Busto

Periodista y ensayista cubano. Fundador del sitio Penúltimos Días.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985