Pan de una panadería de Camagüey (Imagen referencial) Foto © Lilo Vilaplana/ Facebook

Miles de panes se quedan sin vender en bodegas de Mayabeque tras la subida de precios

Unos 6000 panes destinados a la venta por la libreta de abastecimiento en Mayabeque se quedaron en las bodegas el primer día de 2021, sin que la población los comprara debido a su alto precio.

A partir del pasado viernes, día en que entró en vigor en Cuba el proceso de unificación monetaria, el pan de 80 gramos que los cubanos reciben diariamente por la cuota normada multiplicó por 20 su precio, y pasó de valer cinco centavos a un peso.

Una cifra que no todos pueden pagar por un producto que por demás, no cumple ninguno de sus parámetros en cuanto a peso, tamaño, ingredientes y calidad en general.

Milagros Barrios, vecina del municipio Quivicán, señaló a la a la agencia CubaNet que en su casa se compraba el pan y muchas veces, si estaba malo, se le echaba a los cerdos que cría su esposo en el patio.

“Ya ni eso se podrá hacer”, lamentó.

“El pan sigue siendo el mismo: malo, sin aceite, con harina de bajísima calidad, pero ahora 20 veces más caro. En mi casa somos ocho personas, tendré que gastar 240 pesos al mes en pan y no pienso pagarlo si no tiene calidad”, añadió.

Raciel González, director de comercio del municipio Quivicán, informó a CubaNet que además de los panes que no se vendieron, otros 200 fueron devueltos por su mala calidad.

“Buscaremos una alternativa para tantos panes que no fueron vendidos, se les dará entrada a las procesadoras de varios municipios para elaboración de croquetas y hamburguesas y se tendrá que pensar en una estrategia con las panaderías para que no queden tantos panes estancados”, explicó.

En Bejucal, el ama de casa Elena Gutiérrez abogó por exigir los derechos de los consumidores, y si se paga caro por un producto, este tiene que ser bueno.

“En este país el concepto de cliente no existe, somos usuarios todos y eso tiene que cambiar. Si ellos hacen lo que quieren con la economía y suben los precios, tendrán que responder con respeto y calidad. En mi barrio todos nos pusimos de acuerdo y nadie compró el pan porque no servía”, comentó.

En las redes sociales varios cubanos se han quejado de esta nueva realidad.

Un residente de Holguín cuestionó que a partir de ahora tenga que gastar mensualmente 330 pesos en un producto elaborado sin grasa y con mala harina.

“Lo que no entiendo es que si ya estoy pagando un pan al precio ‘justo’, si ahí le estoy pagando la harina al ‘importador’, el tiempo de estadía del barco en el puerto, el salario de los estibadores del puerto, el transporte y el gasto de combustible desde La Habana hasta Holguín, el salario de los panaderos que hacen el pan. Entonces, ¿por qué me mandan esto?”, inquirió.

Otro cubano en su cuenta de Twitter mostró dos fotos de dos panes, en las que se aprecia que el que cuesta un peso es un poquito más grande.

“Cuando vales un medio // Ahh pero cuando vales 1 cup”, escribió.

Los cubanos comenzaron en año nuevo con la nueva realidad, marcada por el proceso de ordenamiento monetario que implica la eliminación de subsidios, la eliminación progresiva de la doble moneda y el incremento tanto de los precios de productos y servicios básicos, como de los salarios y las jubilaciones.

A partir de ahora el precio de la canasta básica supera los 1500 pesos, mientras que el salario mínimo es de 2100 pesos cubanos y las pensiones oscilarán entre los 1528 y 1733 pesos.

La duda de muchos es cómo impactarán estas subidas en el nivel de acceso a bienes y servicios por la población, en un país con una economía ineficiente, lastrada por la baja productividad y que depende del mercado externo para abastecerse.

Los propios funcionarios del gobierno han admitido que la inflación será inevitable y que el peso se devaluará de aceleradamente en la primera etapa del proceso de unificación monetaria.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba