EE.UU. lanza un ataque aéreo en Siria contra milicia apoyada por Irán

La primera operación militar de la Administración Biden deja al menos 22 combatientes muertos.

El presidente norteamericano decidió responder a un ataque previo de las milicias Foto © Screenshot CBS

El ejército de Estados Unidos llevó a cabo este jueves un ataque aéreo en el este de Siria contra edificios pertenecientes a lo que, según el Pentágono, eran milicias respaldadas por Irán y responsables de ataques recientes contra personal estadounidense y aliado en Irak.

El presidente Biden autorizó los bombardeos en respuesta a los disparos en Irak y a las continuas amenazas al personal estadounidense y de la coalición allí, dijo John F. Kirby, secretario de prensa del Pentágono.

Un ataque con cohetes el pasado 15 de febrero en el aeropuerto de Erbil, en el norte de Irak, mató a un contratista filipino de la coalición militar liderada por Estados Unidos e hirió a otros seis, entre ellos un soldado de la Guardia Nacional de Luisiana y cuatro contratistas estadounidenses.

Funcionarios estadounidenses dijeron que los ataques, la primera operación militar conocida de la actual Administración demócrata, fueron una respuesta militar cuidadosamente calibrada: siete bombas de 500 libras lanzadas sobre un pequeño grupo de edificios en un cruce no oficial en la frontera entre Siria e Irak, que se utiliza para contrabandear armas y combatientes.

El Pentágono propuso objetivos más grandes, pero Biden aprobó una opción menos agresiva, dijeron funcionarios.

Las bombas lanzadas "destruyeron específicamente varias instalaciones ubicadas en un punto de control fronterizo utilizado por varias tropas de la milicia respaldadas por Irán, incluidos Kataib Hezbollah y Kataib Sayyid al-Shuhada", aseguró Kirby.

"Esta respuesta militar proporcionada se llevó a cabo junto con medidas diplomáticas, incluida la consulta con los socios de la coalición", agregó. "La operación envía un mensaje inequívoco: el presidente Biden actuará para proteger al personal estadounidense y de la coalición".

Kirby dijo que la represalia estadounidense estaba destinada a castigar a los autores del ataque con cohetes, pero no a intensificar las hostilidades con Irán, país con el que la administración Biden ha tratado de reanudar las conversaciones sobre un acuerdo nuclear que el anterior presidente Donald J. Trump había abandonado.

“Hemos actuado de una manera deliberada que tiene como objetivo reducir la situación general tanto en el este de Siria como en Irak”, dijo Kirby.

El ataque al aeropuerto de Erbil fue reivindicado por un grupo poco conocido llamado Awliya al Dam, o brigadas de Guardianes de la Sangre. El grupo también se atribuyó la responsabilidad de dos atentados con bomba contra convoyes de contratistas estadounidenses en agosto.

Biden había discutido los ataques con cohetes en una llamada telefónica el martes con el primer ministro de Irak, Mustafa al-Kadhimi. Posteriormente, una declaración de la Casa Blanca dijo que los dos acordaron "que los responsables de tales ataques deben rendir cuentas".

Hasta el momento, el Pentágono no ha proporcionado ninguna evaluación detallada de los daños.

Sin embargo, el Observatorio Sirio de DDHH informó que  al menos 22 combatientes de milicias proiraníes murieron este viernes tras el bombardeo.

La ONG, con sede en el Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, informó en un comunicado de que todas las bajas pertenecen a las filas de las milicias iraquíes respaldadas por Irán de la Multitud Popular y de Kataib Hizbulá, grupo considerado como organización terrorista en Washington.

Biden autorizó los ataques el jueves por la mañana, cuando su secretario de defensa se encontraba en un hotel en San Diego, preparándose para visitar el portaaviones Nimitz, que regresaba a casa desde el Golfo Pérsico.

El ejército norteamericano ha reducido el número de sus tropas en Irak a menos de 2.500 y se ha retirado de varias bases allí durante los últimos dos años.

Por su parte, Irán ha dejado en claro que tiene la intención de tomar más represalias por el ataque con aviones no tripulados estadounidenses en Bagdad en enero de 2020 que mató a un alto comandante iraní, el mayor general Qassim Suleimani, y a un alto funcionario de seguridad iraquí. Días después de ese ataque, el gobierno iraní lanzó ataques con misiles contra las fuerzas estadounidenses en la base aérea de Ain al Assad en la provincia iraquí de Anbar, hiriendo a más de 100 soldados.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba