Red de cubanos se dedica a ocupar casas de lujo en Marbella, España

En la ciudad más selecta de la costa mediterránea española, la ocupación de lujosas residencias se ha convertido en un negocio para grupos mafiosos que extorsionan a sus dueños. Los "okupas" llegan a pedir entre 50 mil o 100 mil euros para abandonar las casas.

Casa ocupada en Marbella Foto © Captura de video / Equipo de Investigación - La Sexta

Una red de cubanos se dedica a la ocupación de pisos y chalets de lujo en Marbella, una ciudad española famosa por la cantidad de millonarios que tienen allí segundas residencias, reveló un reportaje del programa "Equipo de Investigación" de La Sexta.

El nuevo perfil de "okupa" de estos inmuebles es el del "falso inquilino". A diferencia de la ocupación que practican personas y familias sin recursos, estos falsos inquilinos no buscan ocupar una vivienda para tener un techo donde guarecerse, sino para extorsionar a los propietarios de las lujosas viviendas.

El 80% de las ocupaciones de Marbella son chalets de lujo, propiedades de extranjeros en su mayoría, informa el programa "Equipo de Investigación". Por detrás de Barcelona, Málaga es la segunda provincia española más afectada por la ocupación de viviendas. Y por alguna extraña razón, son muchos los cubanos que están de "okupas" en su capital, Marbella.

En una ciudad donde el metro cuadrado de superficie construida gira en torno a los 3,600 euros, las edificaciones marbellíes están entre las más caras de España. De ahí que muchos de los vecinos que tienen segundas residencias en Marbella sean de la llamada “jet set” de España, Europa, Rusia y hasta de países árabes.

La "okupación" de estas segundas residencias se ha convertido en un negocio para grupos mafiosos que extorsionan a sus dueños, según explicó al programa de La Sexta una empresa de seguridad de chalets de lujo. Según los responsables de esta empresa que se dedica a cuidar de los bienes raíces de los acaudalados, las mafias pueden llegar a pedirles 50 mil o 100 mil euros para abandonar las casas que les ocupan.

“Se aprovechan de la nueva ley anti-desahucios”, señalan los empleados de la empresa de seguridad. Opinión que corroboró Hellen Agnes, una propietaria entrevistada, cuya residencia ocupó un cubano identificado como Joel Contreras.

Con cinco habitaciones, piscina, jardín, terrazas al campo de golf y 300 metros cuadrados, la casa de Agnes está valorada en más de 2 millones de euros, pero al estar 'okupada' por Contreras su valor se ha hundido. “Es la casa donde crie a mis hijos. Me da asco, frustración, ganas de gritar”, dijo la propietaria preguntada sobre sus sentimientos en esta circunstancia.

Aunque alega haberla alquilado, el contrato que presenta Contreras es a todas luces falso. Según la propietaria y vecinos, el cubano ocupó la casa el 14 de marzo de 2020, justo el día en que el gobierno español decretó el ‘estado de alarma’ por la pandemia de coronavirus.

Intentó denunciar, pero la policía le dijo que bajo el ‘estado de alarma’ no se podía denunciar la ocupación ni desalojar a los 'okupas'. Agnes le ofreció a Contreras 20 mil euros para que abandonara la casa, pero este rechazó la oferta y sigue disfrutando de la casa.

Contreras conduce un coche de alta gama (BMW valorado en 50 mil euros). Tiene electricidad, pero va a una fuente pública a llenar garrafas de agua que transporta en su coche de lujo, porque no tiene contrato de suministro de agua. La propietaria teme que la electricidad sea robada.

Sin embargo, preguntado por la reportera si ocupaba la casa, Contreras puso a la periodista en contacto con su abogado, que se presentó velozmente a validar la versión de su cliente (que tiene un contrato de arrendamiento legal). Sin embargo, contactada la inmobiliaria que supuestamente había hecho el contrato, no reconocieron como suyos ni al cliente ni al supuesto empleado que firmaba el contrato. A Contreras, la policía de Marbella lo tiene fichado por haber ocupado anteriormente otras viviendas.

Pero Contreras no fue el único cubano entrevistado por el programa de televisión. En la urbanización marbellí de Nueva Andalucía, otro cubano ocupa una casa “de unos señores que murieron”. Según explica, la vivienda la tenían alquilada “unos árabes” que luego se la rentaron a él.

Un tercer 'okupa' cubano interceptado por “Equipo de Investigación” en la calle declinó hacer comentarios y dijo confuso que preguntaran al gobierno por qué el pueblo no tenía derechos y pasaba trabajo. “Te dejo, que ya me estoy poniendo un poco incómodo”, le dijo bruscamente a la reportera para seguir su camino en compañía de otras dos cubanas que se reían de la escena.

Por último, el programa consiguió hablar con un cuarto cubano al que una vecina identifica como el que “mueve” los hilos de la “okupación” de cubanos en Marbella. Se trata de un sujeto que se identifica como Ciro Pérez y que controla cuatro casas alrededor de la vecina que lo señala como responsable del vandalismo en su urbanización.

“Hay gente que busca para vender”, dijo Pérez a la periodista de La Sexta; él no. La casa que habita dice que la construyó con sus propias manos en un terreno aledaño a una casa que ocupó en su momento.

"Ocupar para vender" significa que fuerzan la entrada de una vivienda, cambian la cerradura y luego entregan las llaves a alguien que quiera quedarse de 'okupa' en la casa. El precio puede oscilar -según la zona de Marbella en la que esté y los servicios con que cuente la vivienda- entre los 2,000 y 2,500 al mes, dijo Pérez a la periodista.

Él no es un "okupa" de esos, se defiende. Sin embargo, la periodista encuentra en redes sociales un video de Pérez en el que publicita para alquilar por 350 euros a la semana la casa donde ahora vive. Al mostrarle el video al cubano 'okupa', dijo que eso fue hace tiempo y lo hizo para recuperar el dinero invertido en la construcción de "su casa".

Según el censo, en España había 124,812 cubanos registrados en 2013. Dentro del panorama delictivo de España, los cubanos no distinguen especialmente. Nacionalidades de Europa del Este, inmigrantes de origen magrebí o de otras nacionalidades latinoamericanas tienen más presencia en las estadísticas de hechos delictivos en España.

No obstante, reportajes como el de La Sexta arrojan luz sobre prácticas delincuenciales llevadas por redes de cubanos. Recientemente, la policía española detuvo a integrantes de una red de tráfico de droga y lavado de dinero dirigida por un cubano. No es el primero que cae en manos de la justicia por temas relacionados con drogas.

Sin embargo, en Marbella, un grupo de cubanos se dedica a otra actividad menos riesgosa y, al parecer, rentable. “¿De qué vives?”, le pregunta la periodista a uno de los cubanos okupas. “De la gracia de Dios”, le respondió este con una sonrisa.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba