Se pudren 12,800 libras de mangos en Camagüey

El lunes 7 de junio recogieron la mercancía, 10 días después de iniciada la petición y cuando ya el daño era irreversible  

Mangos podridos en Cuba (referencia) Foto © Adelante/Leandro Pérez Pérez

Campesinos de Camagüey vieron angustiados cómo se pudrieron en los últimos días unas 320 cajas de mangos, equivalentes a unas 12,800 libras de la fruta, una de las más escasas en materia de acopio en Cuba.

El lamentable incidente -ocurrido en las fincas 12 y 17 de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) “1ro. de Enero”- supone apenas la punta del iceberg de un fenómeno que se repite cada año en diferentes provincias del país y que revela el grave problema organizativo y las trabas burocráticas que impiden que necesarias cosechas arriben a la mesa de los cubanos.

Un pormenorizado reporte del diario Adelante revela que “llamadas, alertas, gestiones resultaron estériles” y que la orden que recibieron los campesinos fue: “saquen el mango que se está pudriendo, mídanlo en cajas y tírenle fotos para cuando Acopio pueda venir esté la evidencia”. 

Finalmente, el lunes 7 de junio recogieron la mercancía, 10 días después de iniciada la petición y cuando ya el daño era irreversible.  

“Nosotros hubiéramos llenado el carretón de caballo o el de los bueyes para salir a venderlo aunque fuera en los repartos cercanos, pero no tenemos la autorización de la UBPC”, aseguró uno de los cooperativistas, que de 165 cajas cosechadas de mango solo pudo aprovechar 35.  

“Desistí de tumbar. Para tenerlo aquí apilado y ver como se pudren, los dejo en el mangal. Duele ver cómo se pierde la comida y que uno no pueda ni regalarla”, añadió.

Elio Veny Martínez González, presidente de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC), se escudó en el alto precio de los "mangos de Clase", que no favorece que se mueva rápido en los mercados. Añadió, además, que “la maduración adelantada” de los mangos coincidió con una rotura en la fábrica de conservas El Mambí y que no había destino para el que ya tenían cosechado, que era sobre todo para la industria.

“Lo vimos con Acopio y el Gobierno del territorio pero no hubo solución. Este producto está muy caro en los establecimientos y por esa razón sale lento”, reiteró el directivo al citado medio, quien zanjó la cuestión diciendo que van a hacer una demanda para que "los trabajadores no se queden sin su dinero”.

“Resulta difícil, para no decir imposible, entender que mientras el engranaje fabril reiniciara no se buscaran alternativas para su comercialización a un mejor precio” -cuestiona el citado medio oficialista- al tiempo que lanza varias preguntas: “¿Cuál será el destino de las frutas cultivadas monte adentro si esta debacle ocurre a poca distancia de la ciudad? ¿En una situación excepcional como la que viven no pueden los cooperativistas apoyar la venta y con un autorizo de la UBPC comercializar el producto?”.

Problemas con el transporte, organizativos, falta de capacidad industrial, de envases, roturas en fábricas que trabajan con maquinarias de varias décadas de explotación y una estremecedora burocracia impide que el mango y otras frutas lleguen a la mesa de los cubanos.

De todos los problemas, uno de los más dolorosos es el alto precio que hace que muchos consumidores ni se permitan soñar con comprar los mangos. De primera calidad la libra cuesta 6.80 pesos; de segunda, 5.70 y fuera de norma a 5.10.

“Las personas sí quieren comprar pero cuando lo pesan y les cuesta tanto entonces lo ponen de nuevo en la caja”, aseguró una dependienta de un agromercado al citado medio, quien admitió que el mango también se pudre en los establecimientos dedicados a la venta porque las personas no tienen dinero para comprarse un mango a 15 ó 20 pesos. Tampoco salen beneficiados en la cadena de infortunios el consumo social en hospitales, casas de abuelos, hogares maternos, círculos infantiles y otros destinos.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba