The Kis Project Podcasts: El apoyo emocional de la comunicadora Yani Gil a mujeres presas

"Este es un proyecto de amor. Se lo debo a todas las mujeres preciosas que en estos momentos no gozan de libertad. Pero para no gozar de libertad, no necesariamente tienes que estar presa. No gozar de libertad es no saber quién tú eres", dijo a CiberCuba.

Yani Gil, en entrevista con CiberCuba Foto © Yani Gil

La comunicadora y empresaria cubana Yani Gil desarrolla un proyecto dedicado a mujeres reclusas, a las que presta apoyo emocional partiendo de sus experiencias personales.

The Kis Project Podcasts, que puede escucharse en español a través de la plataforma IVOX o seguirse por YouTube, nace de la necesidad de Gil de hacer algo por esas mujeres que hoy están encerradas en una prisión, lejos de sus seres queridos y que cuando salen se enfrentan al reto de asumir su libertad y su pasado.

"Kis es un proyecto de amor. Se lo debo a todas las mujeres preciosas que en estos momentos no gozan de libertad. Pero para no gozar de libertad, no necesariamente tienes que estar presa. No gozar de libertad es no saber quién tú eres; no saber hacia dónde vas y qué aportas en esta sociedad", dijo la comunicadora en entrevista concedida a CiberCuba.

Gil comentó, además, que los podcasts de The Kis Project nacieron de su experiencia personal, plagada de contratiempos en una época de su vida, que ella superó con la fuerza que le dio la responsabilidad de tener tres hijos. Por eso eligió un nombre (KIS) construido con las iniciales de cada uno de sus retoños.

Empresaria de éxito y excolaboradora de CiberCuba, la comunicadora cree que el primer paso para salir de un bache es reconocer que se está dentro de él y desde esa posición de vulnerabilidad, ser humildes y pedir ayuda porque el suicidio no es la solución.

Este proyecto pretende ir más allá de los podcasts. La idea es conseguir donaciones ya sea de personas, empresas o entidades gubernamentales o sociales para seguir invirtiendo recursos en ayudar a mujeres reclusas a formarse en prisión, pero también a mantener el contacto con sus hijos mientras cumplen su condena.

Gil está convencida de que lo peor para una mujer que ha pasado por prisión no es haber estado dentro sino reconstruir su vida y reconstruirse a sí misma tras pisar la calle.

Ella ha trabajado mucho en eso a nivel personal y ha conseguido superar el sentimiento de abandono que sintió cuando de pequeña tuvo que dejar su país, sus amigos y sus juguetes en Cuba para empezar una nueva vida en Estados Unidos.

Ese desarraigo marcó su actitud ante la vida en la etapa adulta; su desprendimiento de todo lo que representaba un reto emocional.

Ella reconoce que en el pasado hubo una Yani Gil que en determinados momentos cortaba una amistad o una relación de cuajo sin ofrecer el beneficio de la duda o escuchar los motivos y explicaciones que tenía o quería darle la otra persona.

Pero esa Yani Gil ya no existe. Ahora ella se define como una mujer satisfecha con la vida que le ha tocado vivir y satisfecha consigo misma. Se siente capaz de llorar cuando hay que llorar y de reír cuando toca. 

Y eso ha hecho que muchas cosas buenas vengan a su encuentro; pero también que ella quiera ayudar a personas, principalmente mujeres, que puedan estar atravesando situaciones difíciles.

De hecho, los motivos por los que ha decidido emprender este nuevo proyecto completamente altruista los oyentes podrán encontrarlos en el último capítulo de la primera temporada de sus podcasts en The Kis Project.

Hay personas que intentaron persuadirla para que no grabara estos podcasts partiendo de experiencias personales, reales y duras, pero Yani Gil cree que es la mejor manera de demostrar a otras mujeres que de todo se sale si hay voluntad para encontrar una puerta o una ventana.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba