Gobierno cubano culpa de la crisis del coronavirus a las indisciplinas sociales y a la variante Delta

Un informe publicado en la web oficial del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) señala que la Delta, variante del SARS-CoV-2 de mayor contagiosidad, está presente en todas las provincias del país. 

Habaneros haciendo cola ( imagen de referencia) Foto © CiberCuba

El gobierno culpó a la población cubana del aumento del coronavirus en la isla, pues asegura que está asociado a la movilidad de las personas, al incumplimiento de las medidas de prevención y a la presencia de la variante Delta.

Un informe publicado en la web oficial del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) señala que la Delta, variante del SARS-CoV-2 de mayor contagiosidad, está presente en todas las provincias del país. 

Se contagian con ella tanto personas vacunadas como las que no lo están. Las vacunas no previenen la infección, sino las formas graves de la enfermedad.

Especialistas cubanos consultados para el informe explicaron que en Cuba la variante que predominó desde el inicio de la pandemia y durante todo el 2020 fue la conocida como D614G. Sin embargo, a fines de 2020 se detectaron otras variantes a partir de la entrada de viajeros en el país.

A inicios de 2021 se detectó la variante Alfa y en febrero la Beta, que llegó a prevalecer en la isla en el primer cuatrimestre del año y estuvo asociada al incremento de casos en febrero en La Habana y Jagüey Grande, Matanzas.

La variante Delta se detectó por primera vez en abril, en un viajero, y desde mayo se ha extendido paulatinamente a la mayoría de las provincias provocando rápidos contagios. Prevalece en La Habana, Matanzas, Ciego de Ávila, Cienfuegos, Holguín y Guantánamo. Se espera que llegará a predominar sobre la Beta  y las restantes variantes detectadas.

"Por lo general, la criticidad en un paciente COVID-19 llegaba a los siete días, pero este periodo se ha adelantado hasta alrededor de los cinco días, a la vez que se está prolongando en el tiempo. Hay personas que entre los días 12 y 14 de la enfermedad todavía pudieran presentar complicaciones, lo que habla de un comportamiento más agresivo", explica el informe.

Señalan además que con la variante Delta hay evidencias de una mayor presencia de manifestaciones extrarespiratorias: cardiovasculares, renales y digestivas. La neumonía es más severa y se estima que la convalecencia sea peor en los infectados por tener una etapa crítica más grave y prolongada.

En cuanto a si las vacunas son efectivas o no ante esta variante el MINSAP asegura que tendría que cambiar mucho el virus para escapar al efecto de la vacunación.

"Su capacidad de mutación no es infinita: debe mantenerse en ese equilibrio de cambiar pero sin afectar a la función de la proteína S. Dicho de otro modo, se puede modificar la llave (la proteína S) para entrar de forma más eficiente en las células (más contagioso), pero muchos cambios a la vez puede hacer que la llave deje de ser eficaz y no encaje en la cerradura (y el virus deja de ser infeccioso)", señala el texto.

Alertan que desde el punto de vista terapéutico las variantes pudieran evadir tratamientos o las vacunas actuales, algo que no se ha comprobado ni en Cuba y ni en el mundo, pero sí supone un reto a futuro.

"Este complejo escenario epidemiológico requiere extremar el cumplimiento de las medidas de prevención advertidas por las autoridades sanitarias para minimizar el contagio, principalmente en los espacios de mayor aglomeración, a la vez que avanza la vacunación en el país en aras de prevenir formas graves de la COVID-19 y la muerte", insiste el MINSAP.

Sin embargo, en su informe el gobierno evita referirse a cuestiones que angustian a la población cubana como son la falta de medicamentos para tratar los síntomas leves de la COVID-19, las malas condiciones de los centros de aislamiento y el colapso del sistema de salud pública nacional.

Tampoco se refiere la crisis de oxígeno y de otros insumos imprescindibles para ofrecer un correcto servicio médico de atención a la población, ni al mal estado físico constructivo de los hospitales cubanos o a la carencia de ambulancias en muchos territorios que no pueden transportar a los pacientes graves.

En cuanto a la movilidad de las personas tampoco el informe reconoce que muchos cubanos deben caminar kilómetros para encontrar alimentos, y hacer largas colas de varias horas, aglomerados para conseguir un sustento que llevar a casa.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.