Díaz-Canel visita barrio pobre de La Habana: Ya no tienen planteamientos que resolver

La prensa oficialista se hizo eco de la visita del dirigente político a esa barriada de 1,820 habitantes y que se edificó sobre unos terrenos que en el pasado eran propiedad de Fulgencio Batista, para comprobar que el Ministerio de Educación ejecuta correctamente las acciones constructivas y de rehabilitación que se le encomendó.

Miguel Díaz-Canel en el barrio Libertad, en La Habana Foto © Estudios Revolución

El mandatario cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez visitó el barrio Libertad, en el municipio habanero La Lisa, como parte de la estrategia gubernamental de atender a unas 60 comunidades de la capital marcadas por la pobreza y el abandono institucional.

La prensa oficialista se hizo eco de la visita del dirigente político a esa barriada de 1,820 habitantes y que se edificó sobre unos terrenos que en el pasado eran propiedad de Fulgencio Batista, para comprobar que el Ministerio de Educación ejecuta correctamente las acciones constructivas y de rehabilitación que se le encomendó.

Díaz-Canel, en aras de conectar con los habitantes de Libertad, mencionó que ahora ya no hay problemas que resolver, porque aparentemente ya todos son parte del pasado, sin embargo el artículo de Cubadebate destacó las palabras de Yordanka López Oña, presidenta del Consejo Popular Arroyo Arenas: “ahora tenemos que trabajar en nuevos planteamientos de la población”.

El Ministerio de Educación destinó recursos financieros y humanos a la reparación de la red de abasto de agua potable, el asfalto de las calles, la construcción de dos paradas de ómnibus, la instalación de teléfonos y alumbrado público, así como la construcción de un parque infantil.

También es necesario impermeabilizar 188 viviendas y construir o reparar otras en un barrio que tiene un fondo habitacional de 250 casas.

"A todo ello se presta atención y paulatinamente se irá dando solución, en la medida que los recursos lo permitan", dice la prensa oficialista, que no es capaz de responder con agudeza a la pregunta ¿por qué se logró ahora y no antes?

"Este es el momento de mirar a los barrios, hacerlos formar parte del proceso de continuidad, y es el alto en el camino para esa transformación que debe ser desde la base", dijo  Iván Barreto, funcionario de la Empresa de Informática y Medios Audiovisuales (Cinesoft), perteneciente al MINED.

Durante años los habitantes de Libertad debieron andar más de tres kilómetros para acceder a servicios básicos como bodega, tienda, cafetería, farmacia, agromercado, correo o consultorio del médico de la familia, algo que se soluciona con la creación de un centro multiservicios

Roberto Veiga González, director del Laboratorio de Ideas Cuba Posible, explicó a este medio que las visitas a diferentes barrios cubanos por parte de funcionarios y del propio Miguel Díaz-Canel, son parte de la ilógica política que predomina y la incapacidad para comprender lo que sucede en el país. 

"Tales visitas evidencian sobre manera que esos barrios, como tantos otros  están sometidos al abandono. También evidencian, en igual medida, la ausencia de capacidad para una solución, pues estiman que el desarrollo de una persona o de un barrio, sólo depende de la voluntad del gobierno, de una asignación de recursos  y jamás de la decisión particular de individuos o comunidades a partir de sus propios anhelos y potencialidades, en el marco de una economía y una política democráticas" agregó.

Para Veiga González la ausencia de todo esto es la causa fundamental de los males nacionales y tales visitas, además muchas veces organizadas de modo grotesco, son parte del actual hastió nacional.

"Estoy seguro que provocan el efecto contrario al que procuran, mas no lo comprenden; incluso quizás imaginan que lo consiguen", finalizó.

Tras las protestas pacíficas del 11J en más de 60 localidades de todo el país y la detención de más de mil personas, según datos no oficiales recopilados por proyectos independientes como Inventario y Cubalex, el régimen de La Habana desarrolló una serie de acciones de alto impacto social, todo con el fin de lavar la imagen de Díaz-Canel y otros dirigentes de la isla.

Barriadas como La Güinera, donde se reportó la única víctima oficial de las manifestaciones populares, ¨recibieron una inyección de recursos y propaganda política con el fin de hacer ver al dirigente del PCC como un líder popular que se preocupa por las necesidades de los ciudadanos.

Sin embargo, para algunos analistas se trata de un intento baldío porque su imagen como dirigente de un país quedó marcada con el llamado a un enfrentamiento popular entre ciudadanos, con el fin de disipar las protestas de julio.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba