Gobierno cubano promueve nueva ofensiva contra "coleros y acaparadores" en Cienfuegos

Durante los peores meses de la pandemia, en pesos cubanos los cienfuegueros solo podían comprar "agua mineral, pañales o algún que otro ajuar infantil". Ahora, sin embargo, "para fortuna de los lugareños", es posible encontrar jabones de tocador y de lavar, pasta de dientes, papel higiénico, gel antibacterial, picadillo de pavo, salchichas y desodorantes.

Granma / Julio Martínez Molina
Cola para comprar alimentos en Cienfuegos, custodiada por oficiales del Ministerio del Interior Foto © Granma / Julio Martínez Molina

Ante la ineficiencia del Estado para garantizar a la población el acceso a productos de primera necesidad en pesos cubanos, que es la moneda en la que cobran sus salarios los trabajadores del país, una vez más los decisores abogan por reprimir a "coleros" y "acaparadores", que no constituyen las causas de la escasez sino uno de sus tantos efectos. 

El diario oficialista Granma advirtió este miércoles que en la más reciente sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular "se abordó la importancia de reactivar el proceso de enfrentamiento a coleros  y acaparadores, un proceso que estaba perdiendo efectividad en el país". No obstante, la nota se centra en el caso de la provincia de Cienfuegos. 

Según el reportero local, durante los meses más intensos de la pandemia del coronavirus, que empezó en la isla en marzo de 2020, los comercios cienfuegueros que no funcionaban en Moneda Libremente Convertible (MLC) "se limitaron a vender agua mineral, pañales o algún que otro ajuar infantil". Pero, al parecer, en el último mes y medio, "para fortuna de los lugareños", la situación ha cambiado, pues "comienzan a registrarse, aún de forma tímida, determinadas ventas en esas tiendas en moneda nacional".

"Durante las cinco o seis semanas más recientes, en unidades como La Nueva, Prado, La Gráfica y Bazar Guanaroca, todas de la ciudad cabecera, los clientes han accedido a jabones de tocador y de lavar, pasta de dientes, papel higiénico, gel antibacterial, picadillo de pavo, salchichas y desodorantes", precisa. 

No obstante, los "productos estrellas", que no son otros que pollo, detergente y aceite, se ofertan a través de las libretas de abastecimiento, es decir, de manera racionada y no libre, "como medida de protección al consumidor y en búsqueda de equidad". Algo que, dice el autor, "cuenta con notable aceptación por parte de la población, que reclama aún su permanencia".

La nota refiere que las personas residentes en la provincia reciben con "satisfacción" la llegada de productos básicos antes inexistentes. La cienfueguera Adriana Rodríguez aseguró que "la reactivación de tales ventas es una posibilidad de acceder a productos que yo no puedo comprar en divisas".

En Cuba, solo quienes cuenten con familiares o contactos en el extranjero que les depositen divisas en las tarjetas creadas por el régimen para acceder a las tiendas en MLC, que ofertan mayor cantidad de mercancías, pueden acudir a las mismas a cubrir sus necesidades más básicas. El Estado, que es el actor que más empleados contratados tiene, no paga en divisas ni las vende a la población en sus casas de cambio; por tanto, quienes no cuentan con dólares o euros sufren segregación económica.   

Otro cienfueguero, Arturo Javier Santana, valoró como "fundamental" el papel de los oficiales del Ministerio del Interior (MININT) en la "organización de las colas" y destacó la participación de algunos con "alto rango", como tenientes coroneles. 

La mayor del MININT Yanirys Gallego Vera expresó su orgullo por sentir, en la actividad de controlar y vigilar las colas, "el reconocimiento y el respeto del pueblo a la labor de los miembros del Ministerio del Interior".

Por su parte, la capitana Indira Espinosa Castellano, aseveró que "no se trata de militarizar las colas, sino de buscar cada día alternativas para establecer el orden, la tranquilidad, contribuir a que la mayor parte de las personas adquiera el producto que busca y, a la vez, ayudar a frenar la pandemia".

Espinosa Castellano incluso contó que participa en la confección de "tickets", de pedacitos de papel que se entregan con un número a modo de turno a los ciudadanos, y que cree que este es un mecanismo que deberían tener todas las tiendas, porque "contribuye mucho a la organización de las colas".

De acuerdo con Granma, todas las personas entrevistadas sobre este tema en Cienfuegos exteriorizaron su expectativa por el reinicio de las ventas en las tiendas en moneda nacional y "su descontento" por la presencia diaria de "los mismos rostros de revendedores y coleros" en las colas. 

Florentino Pérez Valladares, funcionario del Gobierno provincial, reconoció que el escenario actual se mantiene caracterizado por el desabastecimiento de alimentos y otros productos y que "no se ha dejado de trabajar en el enfrentamiento a los coleros, revendedores y acaparadores". 

Asimismo, admitió que, aunque cuentan con grupos de apoyo de diferentes sectores, "prevalece la presencia de los compañeros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y del Ministerio del Interior, con una estabilidad y desempeño muy positivos".

Mientras, Alexandre Corona Quintero, gobernador de Cienfuegos, exhortó recientemente a que se sumen representantes de organizaciones sociales, como los Comités de Defensa de la Revolución y la Federación de Mujeres Cubanas, a la labor que realizan "los compañeros de las FAR, del MININT y de las administraciones de las tiendas". 

Granma puntualiza que "los grupos de enfrentamiento a revendedores, acaparadores y coleros" están constituidos, en cada provincia del país, por trabajadores de las tiendas estatales, cuadros políticos, integrantes de organizaciones de masas y fuerzas de las FAR y el MININT. "Esos colectivos se organizan con la misión de combatir las indisciplinas generadas en las afueras de esos establecimientos, y contra los actos de reventa o acaparamiento, entre otras conductas delictivas", apunta. 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba