Regulan venta de pañales desechables y toallitas húmedas en Villa Clara

La entrega de las toallitas y pañales solo beneficiará a los niños menores de tres años, siempre y cuando aparezcan censados e inscritos en la libreta de abastecimiento de su domicilio.

Facebook/ Amalia Sánchez - Periódico de Artemisa
Culeros desechables y toallitas húmedas Foto © Facebook/ Amalia Sánchez - Periódico de Artemisa

Las autoridades del Ministerio del Comercio Interior (MINCIN) en Villa Clara decidieron regular la venta de pañales desechables y toallitas húmedas ante la escasez de estos productos en el territorio.

La medida no “solucionará la situación de la poca existencia ” de estos artículos de primera necesidad para el cuidado y la higiene de los niños, pero pretende lograr “una distribución más equitativa”, explicó el MINCIN en una publicación compartida este jueves en su página de Facebook. 

El post aclara que la entrega de las toallitas y pañales solo beneficiará a los niños menores de tres años, siempre y cuando aparezcan censados e inscritos en la libreta de abastecimiento de su domicilio. “Cada municipio establecerá los puntos de venta necesarios (Santa Clara, uno por consejo popular) independientemente de la cadena de tiendas a la que pertenece el punto”, explica el texto. 

Las autoridades locales señalaron que las bodegas de cada lugar se vincularán a los establecimientos comerciales donde “estará el censo con el número del núcleo y la cantidad de niños de hasta tres años”.  El plazo para comprar estos bienes será de apenas 48 horas

El post refiere además que para la adquisición de los pañales desechables y las toallitas húmedas será necesario presentar el carné de identidad del menor y la mencionada libreta de abastecimiento. Añade que “la venta se realizará según la existencia del producto” y que “se realizará por etapas según las edades y entrada” de los insumos. 

De acuerdo con los directivos del MINCIN en esa provincia, “se establecerá en cada municipio un punto de venta donde se atenderán los casos de menores encamados y otras  patologías que lo requieran, previa certificación por Salud”. 

Más de 140 internautas reaccionaron a la publicación y dejaron comentarios negativos sobre esta iniciativa, similar a la que ya se aplica en Cuba para otros productos de aseo y alimentación como champú, pasta dental, detergente, pollo, salchichas y aceite. 

“¡Por favor! ¿Y las embarazadas? Necesitamos tener pampers para cuando nazcan los bebés, revisen ese tema y permitan que compremos en la primera etapa. A nadie se le puede ocurrir que tengamos que esperar a que nazca el bebé y los inscribamos para poder comprar los culeros”, afirmó una usuaria. 

“¿Hasta cuándo? Tenemos esa fábrica en el Mariel y todavía no logra saturar las tiendas del producto, el tema es maltratar al pueblo siempre porque una mujer con niño pequeño no tiene tiempo para tanto trámite, qué vergüenza, Dios mío”, agregó una forista. 

“¡Qué horror! ¿Quién les dio permiso de decidir hasta qué edad se pone mi hijo un culero? Hasta eso hay que aguantar aquí”, “Este país está cada día peor, no logran avanzar en nada, es de retroceso en retroceso, y nadie piensa en el pueblo, porque seguro que los hijos de los dirigentes tienen todos los pampers y toallitas necesarias”, escribieron otras personas. 

Hace apenas una jornada, Yusleydi Lezcano Palmero, directora de Ventas Minoristas de la empresa estatal Cimex, dijo a medios oficialistas que la escasez de pañales desechables que denuncian las madres cubanas no es tal, sino que hay una sobredemanda del producto y por eso se agota en menos de 72 horas de estar a la venta en tiendas en CUP. 

La funcionaria explicó que durante el primer trimestre de 2022 la disposición del producto puesto en tiendas era de un 94.3% más que en igual etapa de 2021 y aseguró que ellos, como alternativa, disminuyeron la importación del insumo para potenciar "al proveedor Mariel", es decir, a la empresa vietnamita Thai Binh establecida en Cuba.

En marzo de este año, una iniciativa similar a esta que se aplica en Villa Clara fue implementada en Sancti Spíritus, donde se desató una avalancha de críticas, pues la distribución se realizó a cada núcleo del territorio, sin considerar si tienen niños o no. Según las opiniones de la población, en las colas para adquirir el producto se ubicaron muchos revendedores, que luego ponen los culeros y toallitas a la venta en el mercado negro. 

Las estrategias lanzadas por las autoridades villaclareñas y espirituanas responden a la decisión del gobierno cubano de incluir estos bienes en la lista de productos regulados por su alta demanda.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba