Señal de arrancada para la cosecha azucarera

Este artículo es de hace 12 años
La zafra azucarera, una de las principales actividades económicas de Cuba, comienza esta semana en medio de una complicada situación en los campos. Este se debe fundamentalmente a los daños causados por la reciente Tormenta Tropical Noel.Las inusualmente fuertes lluvias de octubre, sumadas a las excesivas precipitaciones que trajo Noel —según una evaluación parcial dejaron pérdidas por casi 500 millones de dólares—, se ensañaron particularmente en la región oriental del país donde están los mayores y más eficientes fabricantes del dulce.Aunque ya se ha drenado la mayoría de las 50 mil hectáreas de sembrados de caña de azúcar anegados en esa zona, el principal problema es el acceso de la maquinaria a esos campos, pues el daño mayor recayó sobre los viales."El problema va a ser cómo sacar esa caña, porque los caminos están muy afectados", dijo en una reciente entrevista radial el director general del Instituto Nacional de Investigaciones de la Caña de Azúcar, Ignacio Santana, aludiendo al hecho de que el 80 por ciento de la cosecha se realiza por medios mecánicos, lo que complica el corte y la recogida en épocas de lluvia.Pero nadie se ha cruzado de brazos. Ahora en la zona oriental de la Isla se está trabajando con fuerza en la reparación de los caminos, incluso con la movilización de unidades especializadas de las Fuerzas Armadas y de brigadas de otras provincias.CONDICIONES DE LA CAÑAPor otro lado, las condiciones de la caña son más favorables de lo que se esperaba, por lo que muchos son optimistas y hasta esperan un aumento de la producción. Un tiempo seco antes del comienzo de la cosecha detiene el crecimiento de la caña, que madura y ofrece mayores rendimientos industriales.Por eso es que la calidad de la materia prima y la falta de lluvia en noviembre parece garantizar la estabilidad de la molida en enero venidero, lo que permitiría aprovechar el actual aumento de los precios internacionales del azúcar.La contienda azucarera debe abrirla oficialmente el central Roberto Ramírez, de la oriental provincia de Granma, una de las más golpeadas por los recientes fenómenos climatológicos, decisión que habla de la voluntad de las autoridades de rescatar la producción del dulce. Esa fábrica debe ser la primera en entrar en operaciones para después, gradualmente, hacerlo otras de Granma y de diversas provincias, hasta llegar a enero con el despliegue de todo el potencial productivo.REFORMA EN LA INDUSTRIA AZUCARERA CUBANADesde el año 2002, Cuba aplicó una profunda reforma en la industria azucarera que redujo sus fábricas de 156 hasta las actuales, poco más de 60. Esa reforma incluyó, además, la reducción gradual de las tierras dedicadas al cultivo de la caña de azúcar, de 1,5 millones de hectáreas a poco más de 764 mil al cierre de 2006.Más de cien mil trabajadores del sector pasaron a desempeñarse en otras labores o se incorporaron al estudio en diversos niveles, sin dejar de percibir sus antiguos salarios.Según el Anuario Estadístico de Cuba, la producción azucarera nacional alcanzó 1,3 millones de toneladas en la cosecha 2004-2005 y 1,1 millones en 2005-2006, las más recientes cifras oficiales disponibles.Fuente: CubAhora 

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.