¿De qué es capaz hoy la mujer cubana?

Esta noticia es de hace 2 años

Aunque aún queda mucho por hacer, la mujer cubana ha echado un pulso al machismo. Y lo ha hecho no sólo alcanzando la igualdad salarial y el derecho al aborto. Ya se le puede ver desempeñando oficios que tradicionalmente se asocian a roles masculinos, como limpiadora de calles, mecánica o albañiles.

No hay nada ni nadie que le digan a la mujer cubana que eso no lo puede hacer. Por eso, Yuria Pascual y Legnis Cala, ambas vinculadas a un deporte estigmatizado como el boxeo, están deseando que se levante la prohibición que impide a las féminas defender un título de campeona en competencias nacionales.

Cubanet ha salido a las calles de la capital cubana y ha hablado con mujeres de La Habana Vieja o el Cerro que, sin complejos, realizan labores duras que tradicionalmente venían haciendo los hombres. Es el caso de Idalmis Yumila que, aunque estudió Economía, montó su propio taller de bicicletas. Al principio había recelos, pero su buen hacer le ha hecho ganar una clientela fija y el respeto de sus compañeros del sector.

Detrás de algunos oficios está la apariencia física. Dos artesanas confiesan que les resulta difícil mantener el cuidado de las manos, pero hacen lo que les gusta y puede que no luzcan unas uñas perfectas, pero se sienten realizadas por ejercer su vocación.

Queda mucho camino por andar, pero las cosas han cambiado.

Esta noticia es de hace 2 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985