"Cuba también es mi país", afirma joven a quien le niegan su pasaporte por protestar en la Marcha de los Prohibidos en Madrid

Esta noticia es de hace 1 año

Un joven cubano, que lleva seis años sin poder regresar a Cuba, nunca esperó que empeorara su situación irregular en Europa. Pero este martes el consulado de la Isla en Madrid, le ha denegado solicitar la renovación de su pasaporte porque protestó el pasado 26 de enero en la Marcha de los Prohibidos en la capital de España. 

Lázaro Mireles Galbán intentó solicitar un nuevo pasaporte cubano, el único documento oficial que tiene en Europa, pero la responsable del consulado de la Isla en Madrid le dijo que no atendería su petición porque le habían dolido mucho sus palabras y no tenía nada que hablar con alguien que está en contra de "su país".

"Cuba también es mi país", dijo Mireles en conversación telefónica con CiberCuba. Este matancero volverá a intentar la solicitud del pasaporte, aunque en el consulado le dijeron tajantemente que no entraría a las instalaciones y le enseñaron la puerta. 

Este activista LGBT+, que salió del país en 2012, dijo que está profundamente desconcertado con el mal trato recibido por los funcionarios cubanos, desde la viceconsul hasta el de la recepción.

"He estado en la sede del consulado cubano en Madrid para hacer algunas gestiones y me han echado a la calle; los dictadores tenían plena constancia de todas las personas que estuvieron presentes en la marcha del pasado 26 de enero", escribió en su perfil de Facebook

Mireles tuvo que huír de Cuba porque comenzó a denunciar las irregularidades cometidas por el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), controlado por Mariela Castro.

"Estaba cansado de las mentiras y la manipulación de un proyecto que estafaba más de lo que realmente lograba", señaló al respecto.

Ahora con 35 años, este joven cubano se encuentra sin papeles de ningún tipo en España, donde puede solicitar la residencia permanente a los tres años de estar registrado legalmente en una vivienda. Pero, ni tan siquiera en ese caso podrá si no cuenta con el pasaporte cubano en vigor. Él suyo vence este 6 de febrero.  

Según cuenta a CiberCuba, no solo a él lo echaron de las instalaciones cubanas en Madrid, también a un amigo español que lo acompañó y a quien solicitaron que se identificara porque estuvo presente el pasado 26 de enero. 

"Mi amigo se negó a dar su documentación a los funcionarios cubanos porque él estaba en su derecho de protestar frente a la embajada por una causa que consideraba justa", detalló Mireles.

En su caso, no puede solictar asilo político porque ya lo intentó en Alemania cuando llegó a Europa y por las leyes del bloque comunitario no puede volver a pedirlo en otro país miembro. 

Mireles solo pide que las autoridades cubanas expidan su pasaporte, que pagará como todos los ciudadanos de la Isla en España los casi 200 euros que cuesta. "Son bien caros", apunta.  

"Nadie puede negarme también aquí que hable lo que pienso como hacían en Cuba", confiesa indignado Mireles, quien está a la espera de ayudas para resolver la situación con sus papeles.

Fotos: Captura de pantalla de Facebook / Lázaro Mireles Galbán

Esta noticia es de hace 1 año
Archivado en:

Alberto Arego

Periodista e inmigrante, cubano y español. Máster en Periodismo por la Escuela de Periodismo UAM-El País y graduado en la Universidad de Sevilla. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Internacional de Andalucía.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985