Así se prepara la Letra del Año en Cuba

Esta noticia es de hace 2 años

¿Cómo se prepara la Letra del año? Un reciente reportaje de Cubanet da cuenta de algunos de los aspectos del proceso que se pone en marcha desde comienzos del mes de diciembre, de cara a la confección de la Letra del Año.

Según lo explicado en este vídeo por algunos miembros de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba (ACYC), los gastos que generan las diferentes ceremonias y preparativos que culminan con la Letra del Año son pagados gracias a las contribuciones individuales de algunos de sus afiliados, aquellos que tienen mayor “desenvolvimiento” económico.

Aunque sería presumible que la gestión corriera por parte de “los 38 mil afiliados a lo largo del país y las 115 filiales que posee en el extranjero”, no es así.

Según la citada publicación: “Cada asociado debe pagar tres pesos, que se distribuyen de igual forma entre las direcciones municipales, provinciales y la nacional, esta última ubicada en Paseo del Prado # 615, Habana Vieja”.

Pero esta cifra no alcanza porque, según lo explicado por José Manuel Pérez Andino, presidente de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba, “Con ese dinero se paga el impuesto sobre el terreno donde está asentada la asociación, se paga la electricidad, el agua, el teléfono (…) Pero no siempre ese dinero está disponible, la mayoría de los miembros pagan varios años por adelantado y después no lo hacen más. Ese es uno de los motivos por los que llegamos sin fondos a la preparación de la Letra del Año”.

Son los miembros de mayor solvencia económica los que acaban cargando con el peso fundamental de los gastos que generan la preparación de más de 200 comidas y meriendas, así como la compra de hortalizas, vegetales, frutas, granos y de los animales necesarios.

Los santeros cubanos sacrificaron un total de 98 animales entre aves y animales de corral y los sacrificios se hicieron en unas 25 posiciones de culto a las deidades.

A ellos suma la utilización de un gran número de unidades de diversos artículos más de 50 artículos repetidos, según la necesidad, entre ellos: 50 velas, 15 ternillas con carne, 10 libras de cada tipo de frijol, 30 libras de cada tipo de vianda y 40 cocos secos, entre otros.

Según declaraciones al citado medio, el gasto para la confección de la Letra del Año 2018 ascendió a 76 mil pesos, lo que redujo a 50 mil el fondo de la ACYC.

Por ese motivo, de cara al futuro, piensan tomar algunas medidas entre ellas la implantación de una “visa religiosa” para aquellos extranjeros que quieran recibir el santo en Cuba.

Pérez Andino, añade:

“Hay mucha desorganización religiosa en Cuba. Si vienes con visa de turista no puedes hacer cosas religiosas en Cuba. Si entras de turista y sales de Iyabó debes tener la visa religiosa para llevarte los santos recibidos. Todo el que entra para asuntos religiosos tiene que pasar por aquí (ACYC), esta es la matriz que representa la religión en el mundo entero”.

Aunque la Asocación Cultural Yoruba de Cuba no se ha pronunciado oficialmente contra las opiniones dadas a conocer por la Asociación de Yorubas Libres sobre la presunta manipulación política de la Letra del Año, el presidente de la ACYC ha dicho:

“Nosotros no ponemos nada que vaya en contra de ninguna Iglesia o Gobierno, solo damos consejos y advertimos de las cosas que puedan pasar (…) Nosotros estamos autorizados a emitir la letra internacional, tenemos afiliados en los Estados Unidos, Venezuela, Brasil, España, Colombia, Costa Rica, llegamos a 115 filiales”.

Esta noticia es de hace 2 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985