El jardín Madre Teresa de Calcuta

Este artículo es de hace 5 años

Desde el año 1999, en la parte posterior del antiguo convento de la Basílica Menor de San Francisco de Asís, se puede admirar una escultura dedicada a la Madre Teresa de Calcuta, en el jardín que lleva su nombre.

La estatua de la mensajera luminosa del amor de Dios, pertenece a la creación del  artista José Villa Soberón, y es un reflejo de la intensa espiritualidad y la suprema humildad de aquella gran mujer, en un mundo martirizado por la pobreza, la guerra y el dolor de los que sufren y padecen, al decir del Historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal Spengler, el día de su inauguración.

Durante sus visitas a Cuba, la Madre Teresa dejó un rastro de admiración intensa, sobre todo porque demostró que, si no es asistida por las obras verdaderas, la palabra es como una campana rajada, una expresión hueca y vacía.  En 1979 le fue entregado el Premio Nobel de la Paz  y en 1980 el Bharat Ratna, el más alto galardón civil de la India, por su labor humanitaria.

El domingo 19 de octubre de 2003, seis años después  de su fallecimiento, fue proclamada como beata por el papa Juan Pablo II.

El parque Madre Teresa de Calcuta, como se le conoce, ocupa la parte trasera del antiguo Convento de San Francisco de Asís, incluyendo el espacio que ocupaba su cúpula, derruida por un ciclón en el año 1850. La imagen de bronce muestra a la religiosa vestida con su tradicional hábito, sentada y en enjuta posición.

La Basílica Menor de San Francisco no solo tiene una función escénica, sino que acoge obras de arte religioso, al igual que el resto del convento, conformado por dos claustros y una capilla. Entre esas obras se encuentra la estatuilla de marfil de Nuestra Señora de la Milagrosa que regalara a Fidel Castro la propia Madre Teresa, en su segunda visita a la isla.

En el jardín, a ambos lados de su paseo central, se encuentran sepulcros sencillos, que guardan las cenizas de destacadas personalidades de la cultura, tanto cubanos como amigos extranjeros.

Al final del jardín se halla la pequeña y hermosa Iglesia de San Nicolás, perteneciente a la Iglesia Ortodoxa Griega.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.