Hora de lujo en La Habana: Cuervo y Sobrinos

Este artículo es de hace 4 años

La sociedad mercantil Cuervo y Sobrinos, una de las más antiguas joyerías de Cuba, fundada en el siglo XIX, era la única importadora en la isla de las famosas marcas de relojes Roskopf y Longines, consideradas por entonces las de más prestigio en el mundo. Representante también de los cristales Laliques, comerciaba objetos de arte, porcelanas y cristalerías importadas directamente de los Estados Unidos y de Europa.

Fue fundada en la calle Amistad en 1860 (algunos la sitúan en 1882) por Ramón Fernández Río-Cuervo, quien años después incorporara a trabajar en el negocio a 6 sobrinos suyos. Tras el fallecimiento de Río-Cuervo en 1907, los sobrinos se hicieron cargo del negocio. Durante años fue regentada por los hermanos Armando y Plácido Fernández Río-Cuervo, ambos asturianos. El último de los sobrinos, Lisardo, falleció en 1946.

En los años 30 del siglo XX, la firma establece su nueva residencia en la céntrica calle San Rafael No. 215, entre Águila y Amistad, centro comercial de La Habana de aquella época. Durante las décadas de 1940 y 1950 la casa grababa su nombre en la esfera de los relojes, ganando con ello más reputación y fama.

Un artículo publicado por la revista Opus Habana sobre la firma Cuervo y Sobrinos destaca:
"El solo hecho de que – al igual que Tiffany, en Nueva York, o Cartier, en París-, Cuervo y Sobrinos grabara su nombre en las esferas de los relojes junto al productor de los mismos, ya da la cuenta del prestigio y solidez que alcanzó la empresa habanera (…) esa “doble marca” confiere hoy garantía y rareza a los ejemplares conservados (…) verdaderas joyas no solo por la exactitud, sino también por la belleza del diseño y formas."

Comprar hoy un reloj Cuervo y Sobrinos en La Habana
Con residencia actual en la calle Oficios esquina a Muralla, en la Habana Vieja, la tienda cuenta con un bello salón donde se pueden adquirir lujosos relojes de la marca Cuervo y Sobrinos. Como detalle  exclusivo, la "caja" en que se presenta el reloj es un elegante y perfecto humidor de cedro. La tienda es también un lugar ideal para la compra y degustación de habanos.

¿Qué fue del antiguo establecimiento?
Bajo el nombre de Praga, el antiguo establecimiento de la esquina del boulevard de San Rafael y Águila, funciona como un Mercado Artesanal Industrial, donde se venden artículos con precios módicos, en moneda nacional, como jabones, telas y ropa reciclada. Escondidas detrás de anaqueles metálicos y rollos de tela, se conservan aún las bellas columnas. En un sueño eterno se encuentran atrapados entre paredes forradas de  madera tres de las poderosas cajas fuertes y un elegante reloj de pared de la marca Longines, con su chapilla metálica de inventario.

 Longines: Firma de relojes de lujo suizos, perteneciente al Grupo Swatch, famosa por sus relojes de aviador. El capitán Philip van Horn Weems diseñó para la firma el modelo Angle Hour Watch. Charles Lindbergh usó un Weems en su vuelo trasatlántico y diseñó un nuevo modelo con su nombre. Ambos modelos, Weems y Lindbergh continúan produciéndose. Otros famosos poseedores de Longines fueron la aviadora Amelia Earhart, el actor Humphrey Bogart y la actriz Audrey Hepburn. Albert Einstein tuvo un reloj de bolsillo y otro de pulsera de esta marca. Algunos de sus modelos más conocidos son los Lindbergh, Weems, Legend Diver, Conquest, Hydroconquest o Flagship.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985