Iglesia y Convento de Santa Teresa

Este artículo es de hace 5 años

La creación del convento y la iglesia de Santa Teresa de Jesús en 1700, fue propiciada por el profesor de medicina Francisco Moreno y su señora esposa Ana Tadino. Se encuentra ubicada en la calle que hoy lleva el nombre del obispo que apoyó su construcción: Compostela, y la calle Teniente Rey.

La iglesia estuvo ubicada primero en el sur de la ciudad, en San Isidro entre Compostela y Leonor Pérez, donde después se construyó un hospicio y más tarde se trasladó a donde estaba la ermita de Belén.

En los primeros tiempos la iglesia fue pequeña y pobre, y en la segunda mitad del siglo XVIII el claustro fue ampliado y modernizado. Según el arquitecto cubano Joaquín Weiss Sánchez,¨era entre los más amplios y atractivos del siglo XVIII; mientras que las habitaciones eran espaciosas y bien ventiladas, provistas de techos de alfarjes, puertas y ventanas de madera con paneles moldurados y rejas de balaustres torneados, todo ello de esmerada labor.¨

Al trasladarse las monjas al barrio del Vedado en 1923, el Convento se dedicó a distintos usos incluyendo el de casa de vecindad. Se cuenta que las mojas teresianas se vieron obligadas a mudarse al construir Sarrá altos edificios para su negocio farmacéutico, frente al convento de clausura, perdiendo así las monjas su privacidad.

La iglesia, actualmente María Auxiliadora, reabrió sus puertas este año 2015. Su salón es pequeño, sobrio e iluminado. Sus limpias paredes y columnas están desprovistas de ornamentos o pinturas con temas religiosos; solo su cúpula encima del altar posee sencillas decoraciones.

En la pequeña torre del campanario, al parecer aún sin concluir su reparación, se observan plantas que han crecido en sus aleros y techos, algo que con mucha frecuencia encontramos en edificaciones de la ciudad.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985