Poetisa cubana Carilda Oliver se recupera tras intervención quirúrgica

Según indicaron medios nacionales, el pasado 31 de diciembre la también conocida como Novia de Matanzas y condecorada en 1950 con el Premio Nacional de Literatura a la temprana edad de 28 años, sufrió una caída en su domicilio que le provocó una fractura de fémur


Este artículo es de hace 5 años

La poetisa cubana Carilda Oliver Labra, que el pasado mes de julio fue homenajeada en su ciudad natal por su cumpleaños 93, se recupera satisfactoriamente de una intervención quirúrgica.

Según indicaron medios nacionales, el pasado 31 de diciembre la también conocida como Novia de Matanzas y condecorada en 1950 con el Premio Nacional de Literatura a la temprana edad de 28 años, sufrió una caída en su domicilio que le provocó una fractura de fémur. Tras haber sido intervenido quirúrgicamente el mismo 1 de enero en el Hospital Ortopédico Fructuoso Rodríguez, Oliver regresó pocos días después a su casa en Matanzas, donde se recupera satisfactoriamente.

La muy querida y también polémica poetisa comentó a PL de los lentos progresos y mejorías de su recuperación, pese a que las temperaturas del año le provocan algunas molestias. Aprovechó, además, para agradecer el trato recibido y las muestras de cariño que este fatídico suceso le ha permitido recibir,

Estoy reconfortada con mi pueblo adorable. Recibo muchas flores. Esas son cosas que le llegan a uno. Hay que resignarse a la caída pero los resultados no son malos, han puesto de relieve el amor de lo oficial y de mi pueblo.

Carilda, quien mantenía una intensa actividad cultural hasta el momento de su caída, se ha caracterizado por una vida polémica, libre y directa.

Muestra de su personalidad coqueta y explosiva son dos anécdotas relacionadas con la caída que su esposo contó al medio cubano JR. Según Raidel Hernández, la primera petición de Carilda al salir de la intervención fue un creyón labial y habría sido ella misma quien, ante la preocupación y concoja de su amiga y compañera de profesión Nancy Morejón por lo ocurrido, la habría tranquilizado diciéndole:

No te preocupes, peor hubiera sido escribir un soneto malo.

(Imagen tomada de Cubadebate)

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.