Gobierno cubano no aprueba instalación de planta para tractores Foto © Cibercuba

Gobierno cubano no aprueba a tractores Clever instalarse en el Puerto del Mariel

Este artículo es de hace 3 años

La empresa estadounidense de fabricación de tractores Cleber - fundada por Saúl Berenthal y Horace Clemmons - había calculado que podría obtener cerca de $100 millones de dólares en ganacias dentro de 10 años, una vez que la planta de fabricación de tractores Oggún, estuviese instalada y funcionando en el puerto de Mariel, Cuba.

También habían calculado que luego, desde allí, la empresa podría comenzar a exportar tractores hacia América Latina.

Habían calculado además que:

- Cuba, es importadora del 80 por ciento de sus alimentos a un costo de varios millones de dólares al año.

- Casi el 70 por ciento de la superficie (en Cuba), alrededor de 19 millones de acres, es fértil, pero sólo el 40 por ciento se utiliza para la agricultura y la agricultura; según datos estadísticos, alrededor de 1 millón de personas, trabaja en ella. 

- El país, cuenta con una cifra cercana a las 200.000 granjas pequeñas, de propiedad privada, así como cooperativas regionales. 

- Cuba tiene el potencial para producir más, pero lo que hay que cambiar es el mecanismo de producción.

- La inmensa mayoría de los equipos agrícolas de la isla tienen más de 30 años de explotación.

- El tractor Oggún, con su diseño "escueto", versatil, "de ejes ampliables en el frente y en la parte trasera, era (es) ideal, fácil de armar y desmontar y correr sus aditamentos; que además puede portar bajo su vientre, aperos de labranza adicionales, lo mismo un arado para romper el suelo, que un cultivador, que un “sembrador de semillas.”

- Su simpleza, unido al bajo precio de fabricación ($ 10.000, un precio muy bajo para un tractor de calidad) eran una "ganga" para que los "aprobaran en Cuba"

Y a pesar de muchas otras cosas, la planta que pensaban construir en el Puerto del Mariel, en un área de 66 mil metros cuadrados, finalmente no recibió la aprobación de las autoridades cubanas.

"Una vez que ha sido evaluada la propuesta (de Cleber) desde el punto de vista tecnológico, se concluyó que no es el tipo de inversión que nosotros queremos atraer en la zona", explicó en declaraciones a Efe la directora general de la ZEDM, Ana Teresa Igarza.

La especialista acotó que la Zona del Mariel pretende ser un área "donde a través de políticas especiales se atrae inversión extranjera que utilice energías limpias, alta tecnología, conocimiento e innovación"; y por tanto, el proyecto de Cleber, no cumple esos requisitos.

Anteriormente a esta negativa, según explica en una nota el diario 14ymedio, se había anunciado que "las autoridades de la ZEDM habían aprobado el proyecto de Cleber"

Si este no se había materializado era porque faltaban "permisos especiales del Departamento del Tesoro", permisos que fueron aprobados en febrero de este 2016.

"No se ha suspendido el proyecto, nunca estuvo aprobado de manera definitiva", declaró la funcionaria, quien explicó que "la negativa, no estaba dada porque fuera esta una empresa de los Estados Unidos"

El sueño de Saul Berenthal - quién nació en Cuba en 1944 y se trasladó a los Estados Unidos en 1960 - y de su socio en la empresa, Clemmons, al parecer no se cumplirá nunca.

con información de 14ymedio y Bloomberg.com

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985