Ana Frank Foto © Washington Post

Cuba pudo haberle salvado la vida a Ana Frank durante la Segunda Guerra Mundial

Este artículo es de hace 3 años

El 17 de junio de 1939, un importante grupo de refugiados judíos alemanes regresa a Amberes, Bélgica, después de que se les negara la entrada a Cuba y a los Estados Unidos, incluso con sus visados previamente aprobados. 

Entre los que ni siquiera lograron embarcarse posteriormente hacia alguno de esos dos países por las trabas burocráticas se encontraba la familia de Ana Frank, el rostro más conocido de los macabros años del Holocausto nazi.

Como sucede en la actualidad con las más recientes decisiones legislativas del presidente estadounidense Donald Trump, los refugiados de la II Guerra Mundial se enfrentaban a nuevos reglamentos en la política migratoria de EE.UU que les obstaculizaban escapar de una muerte segura.

Una de las restricciones migratorias se relacionaba con el temor a los refugiados con parientes cercanos en Alemania, pues existía la creencia de que las autoridades alemanas utilizarían familiares restantes con el objetivo de presionar a los refugiados para que espiaran en EE.UU. 

Otto Frank ve en Cuba su última esperanza

"La única manera de llegar a un país neutral son las visas de otros Estados como Cuba...  muchos de mis conocidos obtuvieron visas para Cuba", escribió Otto Frank a su amigo de la universidad Nathan Straus –que residía en EE.UU- el 8 de septiembre de 1941.

Pero el embajador estadounidense en Cuba, George S. Messersmith, también creía en la “peligrosidad” de aceptar refugiados: "Es un hecho que algunos de los alemanes e italianos que abandonaron sus países en los últimos años debido a la persecución de sus gobiernos, se han convertido en nuestro país en fuertes defensores de sus gobiernos nativos y las prácticas de sus actuales gobiernos" escribió el diplomático en mayo de 1940. 

"Entre los llamados refugiados hay un buen número de personas a las que se puede confiar para actuar como agentes de su gobierno y que violarán en modo alguno la hospitalidad que disfrutan entre nosotros", acotó.

Mientras algunos judíos europeos lograron entrar en Cuba, donde esperaban visas estadounidenses, EE.UU endureció sus procedimientos para la obtención de visas, y en julio de 1941 el embajador volvió a aclarar que los refugiados con visas de turista en Cuba podrían no ser elegibles para visas estadounidenses. 

Según recoge un artículo del Washington Post, tales declaraciones y presiones por parte de EE.UU provocó la ansiedad entre los políticos cubanos de que los refugiados europeos pudieran quedar atrapados en la nación caribeña. Por tanto, no fueron pocos los funcionarios en la isla que señalaron la necesidad de endurecer las políticas cubanas de inmigración.

A pesar de las dificultades y los gastos considerables -el visado costaba unos 2500 dólares por persona- Otto Frank logró obtener una visa cubana para sí mismo el 1 de diciembre de 1941. Diez días más tarde, Alemania e Italia declararon la guerra a EE.UU, y la visa de Frank fue cancelada.

La familia Frank se escondió en 1942, un día después de que Margot Frank recibiera una orden nazi para ir al este a un campo de trabajos forzados y un mes después de que Ana Frank recibiera su diario por cumplir 13 años.

Finalmente fueron descubiertos y enviados a campos de concentración, donde Ana Frank y su hermana, Margot, murieron de tifus y su madre murió de hambre.

Otto Frank logró refugiarse en Amsterdam, cinco años después de que comenzara su desesperado intento de obtener su familia a los Estados Unidos.

"Es difícil en tiempos como estos: ideales, sueños y esperanzas queridas se elevan dentro de nosotros, sólo para ser aplastados por la triste realidad", escribió Ana Frank en 1944 en su diario.

"Es una maravilla que no haya abandonado todos mis ideales, que parecen tan absurdos e imprácticos, pero me aferro a ellos porque todavía creo, a pesar de todo, que la gente es realmente buena en el corazón", escribió la niña.

(Con información del Washington Post)

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985