Foto © WILLIE SUAREZ/Boxeo Cubano USA

Frank Sánchez, un nuevo rostro del boxeo cubano en el profesionalismo

Este artículo es de hace 3 años

Al comenzar la sexta edición de la Serie Mundial de Boxeo, en el 2016, uno de los mejores prospectos del pugilismo cubano era el guantanamero Frank Sánchez. Todo apuntaba a que Erislandy Savón iba a tener una rigurosa batalla camino a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, situación que se maximizó cuando el primero derrotó convincente al monarca panamericano en el Playa Girón 2015.

Sin embargo, la historia tuvo un giro inesperado desde su mismo prólogo. Pocos meses después, Sánchez, de 24 años de edad, cambió drásticamente su trayectoria y emigró hacia los Estados Unidos. Hoy, sin duda, es un hombre  a seguir en la división crucero como profesional.

De acuerdo al diario El Nuevo Herald, el oriental entrena por estos días en Las Vegas, junto a su coterráneo Yuriorkis “El Ciclón” Gamboa. Lleva cerca de cinco meses fuera de la tierra que lo vio nacer, y por ahora busca la adaptación necesaria para debutar en un nuevo ámbito competitivo; una tarea siempre riesgosa.

Según las informaciones, el caribeño debe estrenarse el venidero 17 de marzo en una cartelera en Tampa. De inicio su actuación debe ser cuando menos convincente, porque el boxeo cubano no pasa por sus mejores momentos en materia de seguidores. Millones discrepan con el estilo de pelea que presentan los fajadores desarrollados en la exitosa escuela asentada en El Wajay, La Habana.

No obstante, debe quedar claro que Sánchez es un pugilista muy completo, que trabaja bien en las tres distancias –corta, media y larga-, que sabe “machucar” a su contrario, es combinativo en todo momento, y goza de pegada, detalle casi indispensable para triunfar en el llamado ámbito rentado.

Experiencia tiene para solventar exitosamente su primera presentación, tras celebrar poco más de 250 peleas en Cuba; incluso ante rivales ranqueados, como el propio Savón, hoy bronce olímpico de la Ciudad Maravillosa.

De igual manera, la meta no solo debe ser ganar, si no convencer, dejar claro que llegó para quedarse y que no está dispuesto a perder oportunidades de oro.

Actualmente, otros dos talentosos nacionales inician sus carreras: Liván Navarro y Marcos Forestal, aunque estos ya suman varios combates. Todos ellos desean unirse a los fantásticos cubanos en el profesionalismo. A pesar de no pocos inconvenientes, el referido Gamboa, Guillermo Rigondeaux, Erislandy Lara, Luis Ortiz y Rancés Barthelemy son referentes y ejemplos de modelo a seguir. Eso también lo sabe el crucero Frank Sánchez, que solo piensa en obtener una faja mundial. 

 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985