El libro “La esencia de los vinos” reabre brechas en la gastronomía cubana

Este artículo es de hace 3 años

La esencia de los vinos, un libro con más de 450 páginas, es obra del profesor del Sistema de Formación de Profesionales para el Turismo, Fernando Fernández, uno de los maestros de la Alta Cocina en Cuba. Y el volumen se cuenta entre aquellos que acapararon la atención del mundo profesional de la gastronomía, debido al alza de la industria turística.

Catalogado como un documento imprescindible para los sommeliers cubanos, y posible libro de cabecera para el personal vinculado a la gastronomía y la hotelería, La esencia de los vinos es obra de un autor que ha desempeñado protagónico papel en la formación de los maestros sommeliers de la Isla y en el realce del papel de esa figura profesional.

Publicado por Ediciones Boloña y primero de una trilogía, el libro está compuesto por once capítulos, que tocan temáticas como Origen, historia de la uva, De la vid al vino, La espuma que todos amamos, El poder del alcohol, El vino en sociedad, Descubriendo la actualidad del vino, y El paraíso de los destilados, entre otros.

Fernando Fernández es graduado de ingeniería química en la Universidad de La Habana y actualmente se desempeña como profesor principal de Formatur, y coordinador del programa para formación de sommeliers en Cuba. Es graduado del tercer nivel de The Wine and Spirit Trust de Londres, Reino Unido. Además, es asesor-consultor de Havana Club International S.A.

En una familia de cubanos descendientes de españoles nunca pudo faltar el vino, y hace tres o cuatro generaciones era habitual el barril de madera con una llavecita, para servir con las comidas. Y en Nochebuena, aparecía, junto con los turrones y el lechón asado, las botellas de vino español en la línea de Marqués de Riscal, las botellas de sidra El Gaitero, vino dulce Viña 25 y brandy Pedro Domecq para ligar con sidra y hacer el famoso “España en llamas”.

El libro La esencia de los vinos, adquiere mayor relevancia a la luz de acontecimientos como el hecho de que varios productores de vinos norteamericanos están teniendo en cuenta a la isla para sus futuros negocios, y además, al interior de la Isla hay varios interesados en restablecer la tradición de celebrar con vino fiestas como Nochebuena y Año Nuevo.

Por otra parte, hay alrededor de 35 millones de turistas llegando a Cuba, provenientes de países consumidores de vinos como Canadá, España, Estados Unidos y Francia. De modo que la Isla puede convertirse en un gran mercado potencial, sobre todo para los vinos fabricados en California, famosos por su gran calidad. De modo que los vinos californianos podrían reemplazar a los procedentes de Europa y Sudamérica.

 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.