Cáncer | Foto © BBC
Cáncer | Foto © BBC

Estadounidenses violan el embargo para tratarse el cáncer en Cuba


Desafiando el embargo a Cuba, pacientes con cáncer que residen en los Estados Unidos están viajando a la isla para tratarse con un efectivo fármaco totalmente elaborado aquí, Cimavax, recogió un reportaje del diario BBC Mundo.

Vigente desde hace más de 50 años, el embargo de Washington prohíbe que miles de ciudadanos estadounidenses busquen tratamiento médico en la mayor de las Antillas. Sin embargo, no son pocos los que se arriesgan a quebrantar la ley para mejorar su salud.

Judy Ingels, de 74 años, voló a Cuba y está a punto de recibir sus primeras inyecciones de Cimavax, un medicamento que ha demostrado prolonga la vida de los pacientes de cáncer de pulmón durante varios meses, y en ocasiones, años. 

No ad for you

"No me preocupa", dice Ingles, con cáncer de pulmón en fase 4. "Por primera vez tengo esperanza", acotó. 

Junto a su marido Bill y su hija Cindy, Ingels se están alojando en La Pradera International Health Centre, al oeste de La Habana, un centro con piscina, palmeras y jardines, más parecido a un complejo vacacional que a un hospital.

El viaje desde su casa en California, incluido un abastecimiento de Cimavax para llevarse de regreso a Estados Unidos, le costará a la familia más de 15.000 dólares. Pero ella no es la única estadounidense dispuesta a saltarse la ley y a pagar esa cantidad para tratarse en Cuba: solo este año en La Pradera se han tratado 32 pacientes estadounidenses, además de unos 158 ciudadanos de otros países, destaca BBC. 

Cimavax lucha contra el cáncer estimulando una respuesta inmunológica contra una proteína en la sangre que potencia el crecimiento del cáncer de pulmón. 

Según recoge el referido medio, el doctor Kelvin Lee, director de inmunología del Roswell Park Cancer Institute de Buffalo, Nueva York, donde los estadounidenses están probando la eficacia del Cimavax, está impresionado con el medicamento. 

La inmunoterapia contra el cáncer se está volviendo cada vez más cara en Estados Unidos, explica el doctor. La idea de una vacuna barata que pueda ser administrada a un nivel primario de atención médica es muy atractiva.

"Si pudiéramos vacunar a los fumadores de alto riesgo para evitar que desarrollen cáncer de pulmón, eso tendría un impacto enorme para la salud pública, tanto en Estados Unidos como en el mundo entero", dijo Lee. 
 

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.