Foto © Imagen cortesía de Reinier Peñarroche Díaz

El homenaje de dos cubanos a las víctimas del atentado en Barcelona

Este artículo es de hace 3 años

El pasado 18 de agosto el cubano Reinier Peñarroche llegó a su trabajo en el Instituto de Oncología del Vall d´Hebron (VHIO) en Barcelona como cada mañana, pero ese viernes nadie hablaba de otra cosa que del terrible atropello intencional en Las Ramblas, que el día antes había acabado con la vida de 13 personas y dejado heridas a un centenar.

Peñarroche, responsable de electromedicina del VHIO, amante de las escaladas y residente en la ciudad condal desde hace casi tres años, pensó en realizar su particular homenaje a las víctimas escalando la Pica d'Estats, que con sus 3.143m de altura es una de las montañas más altas de los Pirineos y el pico más alto de Cataluña.

¿Dónde estabas cuando ocurrió el atropello en Las Ramblas?

Había quedado con un amigo a tomar algo en un bar que queda al lado del hospital. Tomándonos la primera caña nos enteramos por la televisión de lo sucedido. Nos quedamos muy impactados. Personalmente, yo me sentí algo extraño. No estoy acostumbrado a vivir estos ataques al venir de un país tan seguro como el nuestro.

Empecé a contactar con mis amigos y familiares para saber cómo se encontraban, sobre todo mi amigo, Yuniel Castro González y su mujer, más que amigo hermano, porque llevamos juntos desde primer grado de la primaria y, coincidencias de la vida, nos juntamos de nuevo en España. Él me acompañaba en todas las escaladas, vive a 1.5km de Las Ramblas. Gracias a Dios todo el mundo estaba bien.

Me quedé una hora y cuarto siguiendo las noticias. Tenía miedo de ir para mi casa porque no sabía si podían continuar los ataques. Yo vivo en las afueras de Barcelona, en Las Franquesas del Vallés, queda a unos 30min y decidí irme. Tardé unas 6 horas en llegar porque toda la ciudad estaba cerrada y la policía haciendo controles.

¿Cómo surgió la idea de homenajear a las víctimas?

Nosotros teníamos ya planificada la subida a la montaña, y el viernes por la mañana en el hospital de lo único que se hablaba era del atentado. Aquello me dolió tanto que entonces se me ocurrió subir la montaña más emblemática de Cataluña por ser la más alta, para aportar algo a la causa en nombre de todos los cubanos.

Imagen cortesía de Reinier Peñarroche Díaz

Nuestras esposas siempre nos apoyan en nuestras andanzas para así cumplir poco a poco nuestras metas. Ellas aportaron muchas ideas para lograr hacer un cartel tan bonito como el expusimos en la cima.

Imagen cortesía de Reinier Peñarroche Díaz

¿Qué pretendías con este gesto?

Somos dos cubanos muy humildes y cuando haga falta nuestro apoyo estará siempre para el que lo necesite. Para saber a dónde vamos no se nos olvida de dónde vinimos, por eso en cada cima que alcancemos nuestra bandera ondeará en lo más alto.

En todas las subidas que hemos hecho (Pico de Les Agudes, Turó d'Home, Pedraforca y La Pica d´Estats) nuestra bandera nos acompaña.

Imagen cortesía de Reinier Peñarroche Díaz

En esta ocasión decidimos llevar la bandera independentista porque es una bandera que está inspirada en la cubana y eso me llena de orgullo; representa, además, a gran parte de las personas que viven en Cataluña.

¿Haces estas escaladas con frecuencia?

Subimos montaña por deporte y salud. Tenemos la meta de subir los picos más altos de España. Cuando terminemos nos pasaremos a Francia, pero realmente el sueño es algún día poder subir el Everest, al final es una excusa para conocer. Los distintos lugares que existen, los paisajes que disfrutamos o los buscas en Google o los ves en vivo.

Imagen cortesía de Reinier Peñarroche Díaz

¿Cómo ha reaccionado la comunidad cubana en Barcelona ante el atentado?

La comunidad cubana ha estado muy al tanto de todo, brindando su apoyo en las distintas redes sociales y en caso de que hiciera falta hacer algo por Barcelona o España, te aseguro que estamos dispuestos a brindar nuestra ayuda con la respectiva hospitalidad y solidaridad que nos caracteriza.

Imagen cortesía de Reinier Peñarroche Díaz

Barcelona unida ante el atentado

Sin dudas, el atentado terrorista del pasado 17 de agosto en Barcelona volvió a mostrar uno de los mayores fantasmas y terrores de las sociedades occidentales actuales: el terrorismo; cercenó la vida de inocentes personas que paseaban por una de las más emblemáticas y concurridas arterias de la ciudad condal y marcó para siempre a cientos de familias, no solo a las que perdieron a uno de sus miembros por el atropello.

Pero el atroz ataque puso en evidencia, también, las mayores fortalezas de la sociedad española, que casi unánimemente se decantó por el discurso de la concordia y la paz antes que el odio, que borró las diferencias entre sus ciudadanos y se unió para socorrer a las víctimas y a los familiares.

En momentos en que la barbarie cometida dejaba escenas desgarradoras, trágicas historias de vidas inocentes arrancadas injustamente; instituciones y ciudadanos de todas las procedencias, creencias y nacionalidades aseguraron, en cambio, no tener miedo y demostraron con sus gestos de apoyo y acciones solidarias no dejarse llevar por el pavor e inmovilismo que con sus atroces ataques pretenden inocular los terroristas.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.