Foto © Prensa Latina

“Timba” Díaz-Canel cayó en la trampa

Este artículo es de hace 3 años

Los muñequitos de la Contrainteligencia le han tendido una trampa al compañero Díaz-Canel Bermúdez y acaban de dejarlo como el Rey de Hamlet o peor aún, a los pies de los caballos que ahora mismo galopan sigilosamente para colocarse en la gatera de febrero 2018.

El vicepresidente aparece en un video con cortina chea a la espalda y pantalla plana, donde va desgranando los planes del enemigo y anunciando el Armagedón para aquellos jodedores con notable actividad subversiva, incluidas varias embajadas extranjeras como las de Noruega y España.

Para el orador -que habla a un público invisible en el video, convenientemente filtrado, integrado por cuadros y dirigentes del PCC- a los que desvela donde el jején puso el huevo: si nosotros cortáramos el dinero, se acababa la subversión porque son opositores por dinero.

Ridículo en un político que administra áreas de un país empobrecido, endeudado y con una fractura socioeconómica notable y más ridículo aún en esa pose permanente en la que aparece en el vídeo de estar impartiendo doctrina como un sabelotodo, cuando ahora mismo lo que exige la ciudadanía son liderazgos plurales y nunca hiperliderazgos, que son como las noche de rondas y se acaba por llorar.

En una primera lectura emocional del video, Antonio Rodiles, otros opositores y cubanos en general insisten en lo que ya sabemos: Díaz-Canel es un apparatchik y no un hombre de cambio, quizá sin percatarse de que la filtración de las palabras del vicepresidente más que confirmar su posición política, viene a confirmar que hay forcejeos en la cúpula cubana.

¿Quién puede tener acceso a un video filmado en una reunión a puertas cerradas en Cuba? ¿Cómo llegó ese video a la red? ¿Cuándo y dónde se produjo la reunión? ¿Por qué se filtra si es una repetición del argumentario totalitario tradicional? Si alguien revisa las hemerotecas de los videoteques castristas verá que la letanía oficial es más vieja que la tos.

Además de ese feo asunto del dinero como motor de la oposición, cuento que los cubanos no se creen ni durmiendo, suma Díaz Canel que Rodiles no tiene el título universitario que dice tener. Supongamos que tenga razón, ¿y? La revolución se gestó en el Moncada y fueron muy pocos los universitarios que asaltaron los cuarteles en Santiago de Cuba y Bayamo.

Fidel Castro grabó un video parecido al ahora filtrado de Díaz-Canel, en respuesta a un militante del PCC de Santa Clara que le escribió cuestionando los viajes de la rebautizada Comunidad Cubana en el Exterior y preguntaba si la revolución iba a venderse por un plato de lentejas.

Yo le pedí 50 mil dólares al expresidente Carlos Prío Socarrás para comprar el Granma porque lo importante es que la revolución no se detuviera, vino a decir el Comandante en Jefe y chirrín chirrán hasta el Mariel, que evidenció el efecto boomerang de aquellas visitas que, junto con los muertos en Angola y Etiopía, significaron la primera pérdida notable de apoyo popular a la revolución cubana.

Que Díaz-Canel anuncie el cierre de OnCuba y añada que se están revisando otras acreditaciones de medios de comunicación que resultan atractivos para periodistas jóvenes porque cobran más de lo que el gobierno cubano paga a los periodistas de medios estatales, no es lo grave.

Tremendo es que se filtre ese video a seis meses de la anunciada renuncia de Raúl Castro a su cargo de Presidente del Consejo de Estado y en medio del proceso de elecciones de base que culminará en una nueva Asamblea Nacional y demás órganos estatales y legislativos en febrero de 2018.

Por suerte, en el propio video Díaz-Canel comenta que cuando él habla con sus “compañeros de los órganos”, por tanto, no le será complicado averiguar quién ha filtrado unas palabras suyas en un círculo que se supone de confianza, pero que genera inconvenientes complicados de cara a la sucesión anunciada.

El delfín, creyéndose a salvo de las “alambradas”, ha disparado contra embajadas europeas y la norteamericana, acusándolas de promover la subversión interna, y la filtración no ha podido llegar en peor momento porque Washington se ha puesto de perfil en el caso de los espías sordos, recordando a La Habana sus obligaciones, y el gobierno cubano está en plena reconstrucción de sus vínculos con la Unión Europea, como contrapeso a la enorme influencia norteamericana en el new deal.

La fallida Venezuela crea una tensión adicional porque Cuba ha tenido que reducir su colaboración y presencia, es decir, cuenta con menos petróleo a precio ventajoso y tiene a más gente ociosa retornada y a la espera de una nueva misión que quizá nunca llegue.

Tampoco pasaría nada, si tras este traspiés audiovisual, el compañero Díaz-Canel pasara a la ECOTRA (Empresa Consolidada de Otras Tareas Revolucionarias), pues Don Miguel es prescindible, como casi todos ellos y nosotros, con la excepción de Raúl Castro y quizá de Ramiro Valdés.

Ya avisó Fidel Castro en el lejano 1998, cuando un periodista norteamericano le dijo que “observadores” creían que la Transición española podría ser un buen modelo para Cuba. “Sí, pero Franco se murió primero”, disparó como un rayo.

Raúl Castro está vivo, rejuvenecido, aunque quizá amargado por ese complicado papel de árbitro de la danza de los siete velos sin enseñar ombligo, pues debe armonizar una transición pacífica interna que contente a todos los aspirantes y –al mismo tiempo- dejarlos igual de insatisfechos y esperanzados de que el tiempo corre a su favor y en contra de la mayoría de los cubanos.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.