Foto © Fpif.org

Corea del Norte defiende su "derecho" a lanzar misiles y avisa a EE.UU. de "consecuencias catastróficas”

Este artículo es de hace 3 años

El enviado de Corea del Norte a la ONU advirtió a EE.UU. que espere “consecuencias catastróficas" si el actual ataque verbal continúa en aumento. Al mismo tiempo, el funcionario defendió el derecho de su país a realizar pruebas de misiles.

Un misil balístico de corto alcance sobrevoló Hokkaido, uno de los principales territorios insulares de Japón, este martes. El lanzamiento fue condenado por Tokio como una "amenaza grave y sin precedentes" para la región.

Han Tae-song ―embajador de Corea del Norte en Ginebra― aseguró en el foro de desarme de Naciones Unidas que su país “tiene todas las razones para responder con duras contramedidas como ejercicio de su derecho a la autodefensa”.

"Estados Unidos debe ser plenamente responsable de las consecuencias catastróficas que acarreará", añadió.

El diplomático afirmó que Washington está impulsando a la península coreana "hacia un nivel extremo" desde que sus activos estratégicos están allí.

Por otra parte, desde "Rodong Sinmun" ―diario oficial de Corea del Norte― recordaron a EE.UU. que "no puede intimidar a la RPDC con sanciones económicas y amenazas militares ni chantajear, ni hacer que la RPDC se estremezca por el camino elegido por sí mismo".

Mientras tanto, desde la Casa Blanca han respondido en el foro de la ONU que Pyongyang "había señalado su desprecio por sus vecinos, por todos los miembros de las Naciones Unidas y por las normas mínimas de un comportamiento internacional aceptable".

En cuanto a la respuesta de EE.UU., "todas las opciones están sobre la mesa", aseguró la Administración.

La prueba número 13 de misiles de Pyongyang en lo que va de 2017 se produjo en medio de los juegos de guerra que mantienen EE.UU. y Corea del Sur, y luego de los propios ensayos de misiles del Sur la semana pasada.

Horas después, los militares surcoreanos  realizaron una prueba de bombardeo en un campo de tiro cerca de su frontera con el norte para mostrar su "fuerte capacidad de castigar" al régimen de Kim Jong-un en caso de que sea necesario.

Por otra parte China, principal aliado de Corea del Norte, instó a la moderación de todas las partes y pidió conversaciones diplomáticas. Beijing dijo que las sanciones y otras presiones no podrían resolver el problema de las armas nucleares de Corea del Norte.

Rusia dijo que quería que Corea del Norte mostrara moderación y evitara cualquier nueva acción provocadora, al tiempo que exhortó a EE.UU. y a sus aliados a abstenerse de cualquier escalada militar. 

El canciller Sergei Lavrov agregó que Pyongyang "debe respetar" las resoluciones de las Naciones Unidas destinadas a prohibir su lanzamiento de misiles.

Por su parte Bruce Klingner, ex jefe de la división de la CIA para Corea, dijo a CNN que todavía había espacio para un uso más duro de las sanciones. Y precisó:

"Recientemente hemos hecho que la ONU imponga sanciones más fuertes contra Corea del Norte, pasando de medidas financieras realmente focalizadas dirigidas a violadores específicos, hacia sanciones económicas más amplias, como vimos con Irán que llevó al acuerdo nuclear de Irán".

"La ONU prohibió recientemente la exportación de muchos de los recursos claves de Corea del Norte, incluido el carbón, y el próximo paso podría ser prohibir la exportación de petróleo a Corea del Norte".

El objetivo es ofrecer a los bancos internacionales que hagan negocios con Pyongyang una opción entre la bancarrota y la congelación de las cuentas de Corea del Norte, dijo Ed Royce, presidente republicano de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985