Donald Trump Foto © Wikipedia

Donald Trump responde a Corea del Norte: "Todas las opciones están sobre la mesa"

Este artículo es de hace 3 años

WASHINGTON, 29 ago (Reuters) - .Donald Trump ha respondido con rotundidad a Corea del Norte después de que el país asiático lanzara este 28 de agosto un misil que sobrevoló el espacio aéreo japonés. "Todas las opciones están sobre la mesa", ha afirmado el mandatario estadounidense.

La prueba se produjo en momentos en que tropas de Estados Unidos y Corea del Sur realizan sus ejercicios militares anuales en la Península Coreana, algo que enfurece a Pyongyang, que asegura que la acción parece una preparación para invadir.

Corea del Norte ha realizado decenas de pruebas con misiles balísticos bajo el liderazgo de Kim Jong Un -el más reciente el sábado, en desafío a sanciones que le impuso la Organización de las Naciones Unidas-, pero el lanzamiento de proyectiles por encima de territorio japonés es poco frecuente.

A través de un comunicado de prensa, el presidente de Estados Unidos señala: "El mundo ha recibido fuerte y claro el último mensaje de Corea del Norte: el régimen ha mostrado su desprecio por sus vecinos, por todos los miembros de Naciones Unidas y por los estándares mínimos de un comportamiento aceptable a nivel internacional".

"Las acciones amenazantes y desestabilizadoras solo intensifican el aislamiento del régimen de Corea del Norte en la región y entre todas las regiones del mundo.Todas las opciones están sobre la mesa", declaró el mandatario.

the WHITE HOUSE

Por otro lado, según informó la Casa Blanca, Trump ha hablado de esta situación con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y ambos líderes coincidieron en que Corea del Norte "implica una grave y creciente amenaza directa para Estados Unidos, Japón y la República de Corea (Corea del Sur), así como también para todos los países del mundo",

"El presidente Trump y el primer ministro Abe se comprometieron a incrementar la presión sobre Corea del Norte, están haciendo su mayor esfuerzo por convencer a la comunidad internacional a que haga lo mismo", agregó el Gobierno de Washington.

Es otra provocación de Corea del Norte, parece que van a seguir", dijo el enviado estadounidense Robert Wood a periodistas en Ginebra, antes de una sesión de la Conferencia sobre Desarme auspiciada por Naciones Unidas.

Por su parte, el embajador norcoreano, Han Tae Song, dijo durante la sesión que Estados Unidos estaban llevando a la Península Coreana "hacia un nivel extremo de explosión" al desplegar activos estratégicos y realizar ejercicios de guerra nuclear.

En China, único aliado de Pyongyang, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Hua Chunying dijo que la crisis se estaba "acercando a un punto crítico", pero que también sería una oportunidad para abrir la puerta a negociaciones pacíficas.

Rusia insistió en que Corea del Norte debe respetar las resoluciones del Consejo de Seguridad.

Por su parte, el Ejército de Corea del Sur dijo que el lanzamiento del martes se realizó desde una región cerca de la capital norcoreana de Pyongyang, justo antes de las 06.00 hora local (2100 GMT del lunes) y el misil voló unos 2.700 kilómetros, alcanzando una altitud de 550 kilómetros.

Como respuesta a esta acción, cuatro aviones de combate surcoreanos bombardearon el martes un campo de tiro militar después de que el presidente Moon Jae-in pidiera al Ejército de su país que demuestre capacidades para contrarrestar a Corea del Norte.

Por otro lado, Seúl y Washington han discutido el despliegue de más "activos estratégicos" en la península, dijo el palacio presidencial surcoreano, sin dar más detalles.

No obstante, Corea del Norte se mantuvo desafiante: "Estados Unidos debe saber que no puede intimidar a la RPDC con sanciones económicas, amenazas militares o chantajes, ni hacer que la RPDC se desvíe de la vía que eligió", dijo Pyongyang usando la sigla de la República Popular Democrática de Corea, nombre oficial del país.

Los mercados globales reaccionaron a la escalada en las tensiones comprando activos de refugio como el oro, el franco suizo y el yen, ante la expectativa de que los inversores locales traerían grandes cantidades de moneda a casa en momentos de incertidumbre. Las acciones caían.

(Reporte de Soyoung Kim en Seúl; Malcolm Foster, Chris Gallagher, Chang-ran Kim y Linda Sieg en Tokio; Idrees Ali,; David Brunnstrom, Susan Heavey y Matt Spetalnick en Washington, Ben Blanchard en Pekín, Stephanie Nebehay en Ginebra, Michelle Nichols en Naciones Unidas; Noah Browning y Celine Aswad en Abu Dabi; Escrito por Lincoln Feast, Paul Tait y Nick Macfie; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.