Empresa estatal con planta eléctrica se niega a cargar los celulares de damnificados por el huracán Irma

El reconocido fotógrafo cubano Yander Zamora retrata un cartel colocado en la fachada de una empresa estatal que reza: “No se cargan celulares. No molestar”

Huracán Irma en Ciego de Ávila Foto © 5 de Septiembre

Este artículo es de hace 4 años

El huracán Irma llegó con categoría cinco a Cuba el pasado viernes y dejó a su paso por el norte de la Isla al menos diez fallecidos, miles de habitantes desplazados y cientos de familias que lo perdieron todo por el mal estado de sus viviendas.

En momentos de crisis como este, el Estado cubano no se caracteriza precisamente por su generosidad. La indolencia de las autoridades e instituciones es un mal propagado y tristemente ratificado con cada desastre natural que atraviesa el país.

Una imagen tomada por el reconocido fotógrafo cubano Yander Zamora mientras cubría el suceso en la provincia Ciego de Ávila da fe de ello. La instantánea retrata un cartel colocado en la fachada de una empresa estatal que reza: “No se cargan celulares. No molestar”

La entidad era de los poquísimos inmuebles que contaba con servicio eléctrico tras el paso del fenómeno, cuando todavía cientos de personas continuaban incomunicadas por los severos daños en el tendido eléctrico y la telefonía de la provincia.

En el día de ayer, esta redacción se hizo eco de la venta de alimentos en mal estado de conservación a los damnificados del huracán y la demora o falta total de asistencia social a los más afectados con las inundaciones.

La población tampoco dejó de mostrar su descontento con la estatal de telecomunicaciones ETECSA (propietaria absoluta de esta rama en el país), que descontó 0,16 CUC del crédito móvil a los usuarios que solicitaran información sobre la proximidad del fenómeno.

Una empresa estatal de una sociedad forjada sobre preceptos socialistas es una empresa del pueblo. Por qué retribuirle entonces al pueblo con un mínimo de lo que “le pertenece”. 

En medio de una crisis humanitaria como la provocada en Cuba por los embates de Irma, lo menos que podemos esperar de las instituciones gubernamentales y públicas, empresas y centros de trabajo estatales en su totalidad, es que se entreguen de lleno a salvaguardar el bienestar de sus ciudadanos, socorrerlos y ponerse en función de sus necesidades.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba