Aurora Basnuevo Mario Limonta Foto © www.cubadebate.cu

Aurora Basnuevo y Mario Limonta nombrados Maestros de la Radio

Este artículo es de hace 3 años

La Asociación Hermanos Saíz otorgó la distinción Maestro de la Radio a los actores Aurora Basnuevo y Mario Limonta en la gala final del Taller y Concurso nacional de la Radio Joven Antonio Lloga in memorian, celebrado en Santiago de Cuba.

El evento dedicado en esta ocasión a los programas humorísticos costumbristas y a la memoria de Alberto Luberta, escritor por más de cincuenta años del programa de Radio Progreso Alegrias de Sobremesa, recientemente clausurado luego de 52 años al aire como uno de los espacios emblemáticos de la radio nacional.

Alegrías de sobremesa, principal argumento, aunque no el único, para reconocer el trabajo en el humor de Basnuevo y Limonta, nació el 15 de abril de 1962, y se destacó muy rápido por se capaz de entretener a la mayor parte de la gente a la vez que reflejaba la cultura musical, costumbres y tradiciones de Cuba, en sus dos trasmisiones diarias, a mediodía y por la noche, siempre en Radio Progreso, la Onda de la Alegría.

Desde un imaginario edificio de apartamentos, y de acuerdo con los códigos de la sitcom radial y televisiva, allí convivieron los personajes de Rita y Paco, Alejito, El Encargado, Teté, Estelvina y Sandalio el Bolao, Teté y otros muchos surgidos de la inagotable creatividad de su escritor Alberto Luberta.

En la muy larga nómina de actores y actrices que formaron parte del reparto deben recordarse los nombres, además de Basnuevo y Limonta, de Martha Jiménez Oropesa, Idalberto Delgado y Marta Velazco, entre muchos otros, siempre con la animación de Eduardo Rosillo, y los guiones, diarios del maestro Alberto Luberta, figura cimera del humorismo radial cubano.

Cincuenta y dos años, más de 30 mil transmisiones y retrasmisiones, son cifras dignas del libro de los récords Guinness, que han instalado a Alegrías de Sobremesa y a su colectivo en la preferencia de la familia cubana, sobre todo en zonas rurales y provincias, donde el programa constituyó parte de una ceremonia diaria.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.