La asesina de Gabriel culpa al niño de haberla atacado con un hacha

Ana Julia Quezada presenta un relato ante las autoridades para evitar la prisión permanente revisable.

Ana Julia comparecen en el Juzgado de Instrucción número 5 de Almería Foto © EFE

Este artículo es de hace 3 años

La asesina de Gabriel Cruz culpó al menor de ocho años de haberla atacado con un hacha para justificar su agresión mortal.

Según detalló el diario español El Mundo, Ana Julia Quezada aportó en la Comandancia de la Guardia Civil de Almería (España) su versión de los hechos.

En este sentido explicó que al salir de casa con su auto se encontró con el niño, al que vio solo y le pidió que fuera con ella a la finca. "Él se subió en el coche, fuimos a la finca y yo me puse a pintar. Él se quedó fuera jugando", afirmó a las autoridades policiales.

Cuando llegaron, según indicó Julia Quezada, vio a Gabriel jugando con un hacha y le preguntó qué hacía jugando con ese objeto. La respuesta del niño, según su testimonio, fue insultarla.

En ese momento se inició una disputa, le quitó el hacha al menor que intentó atacarla. Durante el forcejeo le golpeó con la parte de atrás y acto seguido le cogió del cuello hasta asfixiarlo.

Tras darse cuenta de que el menor no estaba vivo, lo enterró y no avisó al padre para "evitar hacerle daño".

Contradicciones en su declaración por la ropa de Gabriel

Sin embargo su declaración arrojó contradicciones ya que, según la mencionada fuente, aseguró que tiró la ropa de Gabriel Cruz en un contenedor de vidrio situado en los aledaños de un hotel, pero la Guardia Civil la localizó en un vertedero.

Su testimonio se enmarca dentro de la estrategia de sus abogados para evitar la llamada condena de prisión permanente revisable, que se puede aplicar cuando la víctima tiene menos de 16 años.

Si el homicidio no hubiera sido planeado podría ser condenada a entre 10 y 15 años de cárcel, mientras que si es un homicidio imprudente la pena oscilaría entre uno y cuatro años.

El cadáver del niño fue encontrado el pasado domingo 11 de marzo en el maletero del vehículo de Ana Julia Quezada en la localidad de Vícar. La mujer fue arrestada cuando intentaba trasladar el cuerpo.

El menor desapareció el 27 de febrero en Las Hortichuelas de Níjar (Almería) y el examen de la autopsia determinó que murió estrangulado el mismo día en que desapareció.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.