Ana Julia Quezada, la asesina confesa del niño Gabriel. Foto © Ana Julia Quezada / Facebook

Ana Julia Quezada, la asesina confesa de Gabriel, dice por carta que fue "un accidente"

Este artículo es de hace 2 años

Ana Julia Quezada, la asesina confesa de su hijastro, Gabriel Cruz, de 8 años, ha enviado una carta, escrita de su puño y letra a un show de entretenimiento español. En la misiva, dirigida al programa de Ana Rosa Quintana, de Telecinco, defiende que no fue un crimen sino "un accidente". "Me asusté, el miedo te bloquea y actué así", se justifica.

Quezada lleva menos de un mes en prisión preventiva en la cárcel de El Acebuche, en la provincia española de Almería. Según explica, ahí se siente bien porque la tratan "como es debido" y da por hecho que pasará el resto de su vida entre rejas aunque eso es "en lo que menos piensa".

En cambio asegura que cuando fue detenida por la Guardia Civil (Policía militar española), las dos agentes que la arrestaron le dijeron: "Ahora mismo te mataba, zorra. Te dejaba en una plaza para que te mataran, hija de puta. A ver si con un poco de suerte te matan en la cárcel".

En su opinión, cometas el delito que cometas, te tienen que tratar como una persona. Ella afirma haber vivido un infierno en los calabozos de la Guardia Civil de Almería por lo que la prisión ahora le parece "el cielo". Este comportamiento lo asocia a que el padre del niño tiene familiares que son guardias civiles. "¿Que no hay racismo en España? Ahora lo pongo en duda", dice.

Pide perdón

Sobre el asesinato de Gabriel, Ana Julia Quezada sostiene que fue un accidente y pide disculpas por ello a los familiares del pequeño que desapareció de la casa de su abuela el pasado 27 de febrero. Doce días después fue hallado su cadáver en el maletero de su auto. Ahora lamenta no haber sido lo suficientemente fuerte como para confesárselo a su pareja, el padre del niño. "Sé que no tengo excusa por el accidente. Quité a la persona que amo lo más grande que uno puede tener, un hijo. Ángel, Patricia... a todos, perdón".

La muñeca negra

La asesina confesa de Gabriel afirma que está impactada por las mentiras que se han dicho sobre ella. Le ha afectado especialmente, que en un pueblo de España quemaran en medio de una plaza una muñeca negra con su cara. "La queman como si me quemaran a mí".

Ana Julia Quezada defiende que ella no es más monstruo que las personas que quemaron la muñeca en la plaza. "Yo lo hice por accidente. Ellos lo hicieron queriendo. Son más monstruo que yo".

Insiste en que cuando son personas de piel blanca las que cometen crímenes no se hacen este tipo de "barbaridades". "Eso se llama racismo y xenofobia", denuncia.

Por último no ve motivos para que la prensa fuera a la República Dominicana a hablar con su madre, que padece del corazón. Eso, en su opinión, no está bien.

Actualmente, Ana Julia Quezada asegura que mantiene un tratamiento médico a base de antidepresivos y pastillas para comer y dormir.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.