Centro histórico de Trinidad Foto © Wikimedia

Más de mil casas particulares en Sancti Spíritus tienen contratos con agencias del Estado

Este artículo es de hace 2 años

Durante el primer trimestre del presente año, cerca de 124.500 turistas extranjeros que visitaron la provincia de Sancti Spíritus se hospedaron en casas particulares, muchas de ellas suscritas a contratos con las agencias estatales Havanatur, Viajes Cubanacán y Cubatur.

Según recoge el periódico local Escambray, existen en la actualidad un total de 1.040 contratos firmados entre agencias turoperadoras y negocios particulares dedicados al alojamiento en ese territorio, en especial en la popular ciudad de Trinidad.

En general, al cierre de marzo, unos 173.490 visitantes extranjeros arribaron a Sancti Spíritus. La provincia dispone de 4.590 habitaciones y, de estas, más de 3.000 pertenecen a negocios privados ubicados sobre todo en la urbe trinitaria. 

El mayor porcentaje de los convenios firmados se concentra en esa modalidad (hostales) y, en menor cuantía, en la de gastronomía (restaurantes), indicó al referido medio Sandra Guerra Abdul-Chani, especialista principal en la Delegación del Ministerio del Turismo (Mintur) en la provincia.

Los principales mercados emisores para el sector privado turístico son, en ese orden, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y España, acotó

En el caso de la Agencia de Viajes Cubanacán, la misma posee alrededor de 400 contratos que se encuentran en proceso de renovación y actualización, afirmó Lumay González Marín, subdirectora comercial de la entidad.

De acuerdo con Reiner Rendón Fernández, delegado del Mintur en el territorio espirituano, 

El programa inversionista del Mintur prevé aumentar en más de 1.000 las habitaciones con la terminación de los hoteles Palacio Iznaga y Pansea, en Trinidad; el Meliá Trinidad y el Iberostar Ancón, ambos en la península de Ancón.

Cómo funciona la alianza entre las casas particulares y las agencias del Estado

Desde 2013, el Mintur comenzó a asumir la función de promover el alojamiento, la gastronomía y otros servicios privados como oferta turística complementaria a la estatal, de acuerdo con lo referido entonces en el lineamiento 262 de la Política Económica y Social del país.

Ese lineamiento estableció, entre otros aspectos, el desarrollo de relaciones contractuales entre los prestatarios de servicios no estatales y las agencias, con un correspondiente pago en CUC por parte de las agencias. 

A los negocios privados se les aseguró entonces la capacitación de sus empleados y propietarios en cursos básicos y la opción de publicitarse a través de los sistemas informativos para el turismo internacional, que hasta este momento era monopolizado por el Estado.

Entre las agencias que despuntan con más fuerza desde hace unos años, se encuentran Viajes Cubanacán, Cubatur y Havanatur, cuya función radica en vender a turoperadores y grupos de clientes paquetes de ofertas en los cuales se conectan opciones tanto de particulares como del sector estatal.

Por ejemplo, un recorrido por la ciudad que no tenía almuerzo, puede concluir con una visita a una paladar, o puede complementarse con la transportación en autos antiguos y el alojamiento en una casa particular.

En tan sentido, las agencias incluyen en su cartera de servicios, las ofertas de casas particulares, hostales, bares o paladares que complementan servicios como los de tours por la ciudad. Ello beneficia, sobre todo a los cuentapropistas que, con el limitado internet en la Isla, no tienen oportunidad de promocionarse debidamente en el exterior.

Los contratos son avalados con la visita de especialistas de las agencias a cada uno de los negocios que solicite la alianza para dar el visto bueno. En el caso de los restaurantes se incluye en el documento un anexo donde constan precio y gramaje de al menos tres ofertas de menú, que siempre deben estar garantizadas.

Desde hace varios años, no obstante, ha aumentado el desinterés en la contratación con instancias estatales, debido a problemas burocráticos y al lento funcionamiento en general de entidades financieras.

Entre los problemas más recurrentes, se encuentran el retraso en el cobro del servicio, que nunca debe ser en efectivo; las largas colas en los bancos a la hora de cobrar los cheques emitidos por las agencias; así como el impuesto que implica la transacción.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985