Día de las madres en Cuba | Foto © CiberCuba
Día de las madres en Cuba | Foto © CiberCuba

“El gobierno me regaló cuatro pesos con 68 centavos por el día de las madres”


América Latina Cuba

Publicado el Domingo, 13 Mayo, 2018 - 07:10 (GMT-5)


Mireya Manrique no es muy dada a las matemáticas, quizás por eso se alegró exageradamente cuando escuchó hablar sobre la nueva oferta del Banco Central de Cuba que establecía que desde el 4 y hasta el 14 de mayo todos aquellos clientes que dispongan de una tarjeta emitida por una entidad bancaria cubana, recibirán un descuento de hasta el 5% en el importe final de las compras que se realicen mediante el servicio de TPV (Terminal de punto de venta, o POS, como popularmente se le conoce).

¡Estupendo!, pensó esta maestra jubilada, que desde hace dos años recibe su chequera de 343.00 pesos (13.72 CUC) mediante una tarjeta del Banco Popular de Ahorro, BPA. Sin embargo, al regresar de la tienda más cercana y sacar algunas cuentas con una calculadora, entendió muy pronto que no se trataba de una ganga en realidad.

Veamos lo que compró Mireya:

No ad for you
  • 1 botella de aceite de soja con un precio de 1.95 CUC
  • 2 jabones de tocador Lux cada uno por un precio de 0.65 CUC
  • 1 bolsa de detergente por 0.50 CUC

Según el comprobante de pago emitido, el importe total de la mercancía adquirida era de 3.75 CUC, pero atentamente la cajera le explicó que, con independencia del comprobante, el costo real había sido de 3.56 CUC, o sea, que se le descontaron 0.1875 CUC (4.68 pesos), por haber efectuado su compra con la tarjeta de BPA.

«El gobierno me regaló 4 pesos con 68 centavos por el día de las madres», les vociferó enseguida a unas vecinas de su cuadra con evidente ironía.

Claro que si Mireya, en lugar de aceite y productos de aseo hubiera decidido comprarse por el día de las madres un paquete de pechugas de pollo en 14.00 CUC, el gobierno le habría descontado 0.70 CUC, el equivalente a 17 pesos con 50 centavos. Pero eso es imposible, pues como ya explicamos anteriormente, la jubilación de esta maestra es de 343.00 pesos, de modo que no llega a los 14.00 CUC necesarios para comprarse el paquete de pechugas.

Ni qué decir si esta jubilada se hubiera querido comprar entonces el flamante refrigerador LG que la recibió a la entrada de la tienda, con el escandaloso precio de 972.95 CUC (casi tres veces el costo de ese mismo refrigerador en extranjero). En el supuesto caso de ser posible y no una quimera, el gobierno cubano le abría descontado el 5% de ese importe a Mireya, y entonces el regalo del gobierno, por el día de las madres hubiera sido de 48.64 CUC.

A la misma conclusión que arribó Mireya podemos llegar nosotros, aunque tampoco seamos duchos en matemática: Solo aquellas personas que disponen de suficiente dinero como para realizar una compra de cientos de dólares perciben las ventajas de la actual promoción bancaria. Se trata de una medida que solo favorece a una ínfima parte del pueblo cubano, aquella con una economía más solvente o que afortunadamente recibe ayudas desde el extranjero.

Se trata de una medida que solo favorece a una ínfima parte del pueblo cubano, aquella con una economía más solvente o que afortunadamente recibe ayudas desde el extranjero

La nota periodística mediante la cual el sistema bancario informó de su promoción, argumentaba que la misma se implementó con el objetivo de incentivar el uso de las tarjetas magnéticas o dinero plástico en la sociedad cubana. En ningún momento se indicó que se hacía para favorecer a los clientes con un descuento significativo, sin embargo, el hecho de lanzarlo en días previos al de las madres, hizo verlo como una dádiva entre muchos, cuando en realidad no implica un ahorro significativo para la gran mayoría del pueblo.

Por otra parte, y desde hace mucho tiempo, los clientes de las tiendas en divisa se quejan por la lentitud y los cuellos de botella que se forman cada vez que alguien intenta pagar con una tarjeta en la caja. Independientemente de que es necesario firmar un talonario, y portar el carné de identidad, el sistema diseñado es obsoleto, y los POS muchas veces no responden durante varios minutos o se encuentran fuera de servicio.

El sistema diseñado es obsoleto, y los POS muchas veces no responden durante varios minutos o se encuentran fuera de servicio

Para pagar en un POS, además de la lentitud del servicio, se debe portar el carné de identidad y firmar un talonario

Aún conociendo esa realidad, el Banco Central de Cuba promociona el uso de las tarjetas magnéticas sin crear el mínimo de condiciones.

El Banco Central de Cuba promociona el uso de las tarjetas magnéticas sin crear el mínimo de condiciones

Hoy solo se cuenta con 936 cajeros automáticos en la isla, en una proporción de 1 cajero por cada 12 mil 500 personas.

Al mismo tiempo, 100 de los 169 municipios cubanos todavía disponen de esos equipos instalados.

100 de los 169 municipios cubanos todavía disponen de esos equipos instalados


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Suscríbete a las notificaciones de CiberCuba:


Cargando ...

Comentarios

Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.